Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD)


La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OECD), cuya sede se encuentra en París, Francia, es una organización intergubernamental que reúne a 34 países comprometidos con las economías de mercado y con sistemas políticos democráticos, que en su conjunto representan el 80% del PIB mundial.

Con sus raíces en el Plan Marshall, la OECD comenzó en 1960 como una organización Europea. A partir de 1961, continuó como referente Atlántico, y se abrió hacia el Pacífico con el ingreso de Japón (1964), Australia (1971) y Nueva Zelanda (1973), luego de los cuales la Organización estuvo cerrada por 21 años (1973-1994).

Con el fin de la Guerra Fría y el vertiginoso proceso de globalización de la economía, la OECD comenzó a integrar a los países ex comunistas de la Europa del Este y a tomar más en cuenta a los países con diferentes niveles de desarrollo. Al mismo tiempo, varios países se integraron como observadores en algunos Comités y grupos de trabajo, como fue el caso, entre otros, de Argentina, Brasil y Chile (1993).

Es un foro donde los países pueden comparar, intercambiar experiencias en políticas públicas, identificar mejores prácticas y promover decisiones y recomendaciones. El diálogo, el consenso, y las evaluaciones entre pares constituyen el núcleo central de su trabajo. También cubre un amplio espectro de temas económicos y constituye una de las fuentes más grandes y confiables en los ámbitos de las estadísticas y de la información económica y social.

Los países miembros son Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Chile, Corea, Dinamarca, Eslovenia, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Israel, Italia, Japón, Luxemburgo, México, Nueva Zelanda, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, República Eslovaca, Suecia, Suiza y Turquía.

Sus objetivos son:
• Apoyar el crecimiento económico sostenible
• Elevar los estándares de vida
• Mantener la estabilidad financiera
• Colaborar con el desarrollo económico de otros países
• Contribuir al crecimiento del comercio mundial

Chile y la OECD
El proceso de acceso de Chile a la OECD involucró una serie de evaluaciones de la capacidad del país para alcanzar los estándares en un amplio rango de áreas de políticas públicas. Este proceso tuvo la utilidad, además, de ser una herramienta para aumentar la convergencia de las políticas de Chile con los países miembros.

El Consejo de la OECD tomó la decisión de invitar a Chile a formar parte de la OECD el 15 de diciembre de 2009, decisión tomada unánimemente entre los 30 países miembros de la OECD. Luego, el 11 de enero del año 2010, y en un acto solemne en el Palacio de La Moneda, fue firmado el “Acuerdo sobre los Términos del Acceso de la República de Chile a la Convención de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo”.

Con objeto de dar cumplimiento a los trámites internos de Chile para adherir a la OECD, el Poder Ejecutivo envió la Convención de la OECD y el Acuerdo sobre privilegios, inmunidades y facilidades al Congreso Nacional para su aprobación, la cual fue obtenida en marzo. Luego, el 7 de mayo, los Subsecretarios de Relaciones Exteriores y de Hacienda depositaron el instrumento de adhesión de Chile ante el Gobierno de Francia. Con este paso final, los treinta países reunidos en el Consejo tomaron nota y fijaron la fecha del ingreso pleno de Chile a la OECD en el día 7 de mayo de 2010.

La OECD y los Parlamentos
Esta entidad organiza Seminarios Parlamentarios de Alto Nivel por lo menos dos veces al año, en los cuales se tratan temas relativos al desarrollo desde la perspectiva parlamentaria y legislativa.


CARGOS DIRECTIVOS A NIVEL INTERNACIONAL :
H.D. Pablo Lorenzini Basso
Punto Focal

INTEGRANTES :
1 Diputado de la Bancada Demócrata Cristiano - Radical
1 Diputado de la Bancada Socialista
1 Diputado de la Bancada Unión Demócrata Independiente