Noticias

Proyecto propone conceder la nacionalidad por gracia al rabino Eduardo Waingortin

Publicado el 04 de agosto del 2014

La moción, presentada por un grupo misceláneo de diputados, reconoce a Eduardo Waingortin como un líder espiritual muy relevante en el quehacer nacional, que participa vivamente en actividades vinculadas al diálogo interreligioso, incentivando y manteniendo los lazos entre todas las religiones que componen la sociedad chilena.

Como una forma de reconocer el importante aporte de Eduardo Waingortin a la comunidad nacional, particularmente en la promoción de iniciativas interreligiosas y ecuménicas, así como por generar instancias de diálogo e integración, un grupo transversal de diputados, encabezados por Gabriel Silber (DC), presentó un proyecto (boletín 9430) por medio del cual se le concede la nacionalidad por gracia a este rabino nacido en 1955, en Buenos Aires, Argentina.

La moción, derivada a la Comisión de Gobierno Interior para su estudio, fue ingresada a trámite legislativo el miércoles 2 de julio por el diputado Silber, junto a sus compañeros de bancada Claudio Arriagada y Sergio Ojeda y a los diputados UDI Felipe De Mussy; PPD Ramón Farías y Tucapel Jiménez; RN José Manuel García y Diego Paulsen; PC Hugo Gutiérrez; e independiente Roberto Poblete.

“Considerando el valioso, significativo y desinteresado aporte del rabino Eduardo Waingortin, un grupo de parlamentarios de las más diversas tendencias hemos considerado que se ha hecho especialmente acreedor al honor de la nacionalidad por gracia”, puntualizaron los autores en la iniciativa legal.

Según exponen, Eduardo Waingortin es rabino de la Comunidad Israelita de Santiago desde 1988. Esta institución religiosa, acotan, pertenece a la corriente conservadora del judaísmo, que congrega a la mayor cantidad de judíos en Chile y que tiene bajo su administración el Cementerio Judío ubicado en la comuna de Conchalí.

Informaron que Waingortin también es rabino del Comité Representativo de las Entidades Judías en Chile, CREJ, que luego será conocido como Comunidad Judía de Chile desde 1990.

“Con más de 20 años en el país, el Rabino Waingortin es, sin duda, el líder espiritual y religioso mas transversal y de mayor consenso en la actual comunidad judía chilena e impulsor de importantes actividades en el aérea cultural, interreligiosa y ayuda social”, evaluaron.

Recordaron que el rabino asiste de manera permanente a actos como el Te Deum Ecuménico, Cuenta Pública del 21 de Mayo y ceremonias ecuménicas oficiales en representación de la Comunidad Judía de Chile.

“El Rabino Eduardo Waingortin es un líder espiritual muy relevante en el quehacer nacional, ya que participa vivamente en actividades vinculadas al diálogo interreligioso, incentivando y manteniendo los lazos entre todas las religiones que componen la sociedad chilena”, sentenciaron.

Cabe mencionar que la nacionalización por gracia de ley constituye una institución de tradición republicana, por el cual se distingue a extranjeros ilustres que han efectuado un aporte significativo al progreso del país en las tareas científicas, productivas, comerciales, artísticas, deportivas y culturales; como asimismo en el magisterio de costumbres y estilos de vida que signifiquen un modelo de virtudes a seguir por las generaciones venideras.