Noticias

Proyecto propone declarar feriado el 20 de septiembre de cada año para la región de Coquimbo

Publicado el 02 de febrero del 2016

La iniciativa, presentada por un grupo transversal de diputados, tiene por objeto resaltar la importancia de la fiesta de La Pampilla, hecho cultural que constituye un patrimonio intangible de la humanidad.

En la línea de rescatar y destacar la identidad de la región de Coquimbo, un grupo transversal de diputados, liderado por Miguel Ángel Alvarado (PPD), presentó un proyecto de ley (boletín 10493) que propone declarar feriado el 20 de septiembre de cada año para dicha zona del país, con motivo de la celebración de la fiesta de La Pampilla.

La moción, enviada a estudio a la Comisión de Gobierno Interior, fue ingresada a trámite el martes 5 de enero por el diputado Alvarado, junto a sus compañeros de partido Cristián Campos, Loreto Carvajal, Guillermo Ceroni, Rodrigo González y Joaquín Tuma y a los diputados PS Juan Luis Castro; UDI Sergio Gahona; DC Matías Walker; e independiente Alejandra Sepúlveda.

Según explicaron los legisladores, el origen de la fiesta de la pampilla consta de dos versiones. La primera de ellas, relataron, señala que los habitantes de las costas de Coquimbo, -asoladas permanentemente por corsarios, piratas y filibusteros-, temían la presencia de navíos cuando eran avistados en el horizonte. Sin embargo, remarcaron, tras un tiempo de hostigamientos, los vecinos de Coquimbo y La Serena, ya debidamente organizados, enfrentaron con éxito a uno de los corsarios, conocido como Bartolomé Sharp, quien tuvo que abandonar rápidamente la costa, cuando decidió azolarla. La huida se habría producido el día 20 de septiembre del año 1680, lo que motivó que en ese lugar se organizara una gran fiesta popular, donde se brindó hasta altas horas de la noche.

Otra versión, acotaron los autores, asegura que el origen de esta fiesta se relaciona con la instalación de la Primera Junta de Gobierno, el 18 de septiembre del año 1810. Dicho hecho histórico, que señala el primer indicador de la independencia de Chile, fue conocido en Coquimbo solo dos días después, debido a que en esa época no existían grandes adelantos de comunicación. Para celebrar esta noticia. los habitantes de Coquimbo se congregaron en el sector de La Pampilla y festejaron con cuecas, tonadas y chicha.

"Con el paso de los años se hizo una costumbre concurrir masivamente el día 20 de septiembre hasta dicho lugar, para conmemorar la independencia de nuestro país, esparcimiento y presenciar el espectáculo de las carreras", comentaron.

Los parlamentarios sostuvieron que la citada fiesta constituye, sin duda, una actividad cultural emblemática, que resalta los valores patrios y de la democracia. "Un reconocimiento de ello, es el proyecto de acuerdo 260, aprobado por unanimidad por nuestra Cámara de Diputados, con fecha 13 de abril de 2011, por medio del cual se solicitó al Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes incluir las celebraciones de La Pampilla dentro del inventario del Patrimonio Cultural del País. Cabe destacar que la I. Municipalidad de Coquimbo realizo igual requerimiento a la UNESCO", enfatizaron.

Junto con resaltar el elemento de identidad regional que significa la celebración, relevaron el impulso que se deriva de ella a la economía regional, producto del turismo y el comercio que se genera en estas festividades.

Finalmente, recordaron que el Congreso Nacional, en 2014, dio su aprobación a la Ley 20.778, declarando feriado regional el 20 de septiembre de dicho año. "Existe cierta conciencia de la importancia de dicho día en la cultura de nuestra región, sin embargo, creemos prudente y necesario que dicho feriado sea permanente, año a año, con el fin de darle a la fiesta de La Pampilla el lugar que se merece en la historia y la cultura de nuestra patria", sentenciaron.