Noticias

Almirante Larrañaga descartó ante Comisión de Defensa que la institución intentara ocultar caso de espionaje sexual

Publicado el 04 de enero del 2017

El Comandante en Jefe de la Marina calificó de "desquiciado" al autor de grabaciones registradas al interior de una fragata de la escuadra y señaló que los implicados se exponen a duras sanciones penales y administrativas.

Por espacio de dos horas compareció ante la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados el Comandante en Jefe de la Armada, almirante Enrique Larrañaga, quien dio cuenta a los parlamentarios de los detalles del caso de espionaje sexual registrado a bordo de la fragata Lynch.

El alto jefe naval dijo que los hechos son gravísimos y que constituyen delito, al tiempo que calificó como un "desquiciado" al marinero que instaló cámaras en los dormitorios de sus compañeras.

Larrañaga entregó ante la instancia parlamentaria los antecedentes del bochornoso episodio y explicó cómo se realizaron las grabaciones clandestinas. Mediante una presentación de Power Point, el jefe naval detalló la manera en que el autor de las filmaciones instaló la cámara endoscópica para espiar a las mujeres, filmaciones que luego compartió a través de WhatsApp.

En la ocasión, el almirante aseguró que "aquí se dejó deslizar como que la Marina hubiera, eventualmente, tratado de ocultar esto, lo cual es absolutamente falso y por qué se mantuvo en reserva, fue por dos motivos: Primero, para no interferir con la investigación que estaba haciendo la Policía de Investigaciones y, lo segundo, para proteger la identidad de las seis mujeres que habían sido afectadas por esta violación de privacidad".

Respecto del punto, Larrañaga informó que fueron ocho grabaciones de ocho segundos cada una, las que ya fueron borradas. Sin perjuicio de ello, sostuvo que los peritajes ordenados por la investigación en curso apuntan a recuperar ese material para establecer las sanciones correspondientes, indagaciones que se suman a las medidas administrativas institucionales.

"Este almirante rechaza de manera tajante la conducta del personal involucrado. La falta cometida es de carácter gravísimo y constitutiva de delito, por lo que serán sancionados de acuerdo a lo que la legislación y la reglamentación institucional contemple", dijo el jefe naval.

Tras la sesión, el diputado Jorge Tarud (PPD), presidente de la Comisión de Defensa, sostuvo que “aquí hay una condena general a todos los hechos acontecidos y por lo tanto esperamos que se sancione en la forma debida y ejemplar estos hechos, pues acá ha habido una transgresión a la intimidad de colegas de armas”.

“Vamos a esperar las sanciones que tome la Armada como también las que establezca la justicia porque acá ha habido un delito”, sostuvo el legislador.

En la misma línea, la diputada Paulina Núñez (RN), integrante de la instancia, indicó que espera las sanciones correspondientes para estos hechos que son “de la mayor gravedad”.

“Espero que aquella persona que grabó a sus compañeras de armas sea derechamente dada de baja de la institución, acá hay un desquiciado que violentó sexualmente a sus pares”, precisó.

Cabe recordar que los involucrados son marinos de entre 22 y 25 años. Uno de ellos, el autor de las grabaciones, se encuentra privado de libertad, mientras que los otros ocho involucrados están en libertad bajo fianza.

Los funcionarios involucrados arriesgan sanciones que van desde la amonestación severa, 30 días de arresto hasta la expulsión de la marina.