Noticias

Requieren incorporar al catálogo de prestaciones de salud la Endoscopía Digestiva Alta

Publicado el 06 de enero del 2017

La resolución, aprobada por la Sala el pasado martes, busca que toda persona sin discriminación pueda someterse al examen de rigor, para finalmente contar con un diagnostico y tratamiento correcto y oportuno.

Efectuar modificaciones legales necesarias para incorporar al catálogo de prestaciones de salud la Endoscopía Digestiva Alta, solicitó la Sala de la Cámara de Diputados al Ejecutivo por medio de la resolución 766.

La solicitud, aprobada el pasado martes por unanimidad, fue presentada a la Cámara por un grupo transversal de diputados compuesto por Jorge Rathgeb (RN), Diego Paulsen (RN), Roberto Poblete (IND), Leopoldo Pérez (RN), Bernardo Berger (RN), Marcela Hernando (PRSD), Javier Macaya (UDI), Víctor Torres (DC), Rojo Edwards (IND) y Germán Verdugo (IND).

Según expresaron los legisladores, este catálogo contempla todas las prestaciones de salud que están contenidas en la modalidad de libre elección. Asimismo, está dividido en grupos y subgrupos de prestaciones, las cuales están conformadas por un código y una glosa que describe el servicio de salud.

Sin embargo, afirmaron, este catálogo de prestaciones deja afuera algunas que son vitales para la salud de las personas como el examen de Endoscopía Digestiva Alta (EDA), que permite detectar el Microorganismo Helicobacter Pylori que se aloja en el estómago debido al consumo de agua no potable y es un gran causante del cáncer gástrico.

“Debido a que este examen no está incluido en el arancel actual, aquellos que no pueden acceder a prestadores privados, no reciben un diagnóstico temprano y, por lo tanto, tampoco un tratamiento oportuno para el cáncer, principalmente aquellos que se encuentran en sectores rurales que son quienes están más expuestos a la bacteria debido al alto consumo de agua no potable en estas zonas”, detallaron.

Por lo anterior, recalcaron, es necesario incluir el EDA dentro del catálogo de prestaciones para permitir un mayor acceso a este examen, principalmente a las personas que residen en zonas rurales, muchas de las cuales se abastecen de agua no potable y poseen escasos recursos.