Noticias

Gendarmería dio a conocer sus condiciones de trabajo ante Comisión de DD.HH.

Publicado el 19 de mayo del 2017

La Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes denunció altos niveles de estrés laboral, hacinamiento y difíciles condiciones de trabajo.

El explosivo aumento de suicidios por clima laboral, la sobrepoblación de penales y la situación de la carrera funcionaria de los gendarmes en diversas cárceles del país fueron algunos de los temas que se trataron en la Comisión de Derechos Humanos, instancia que preside el diputado Sergio Ojeda (DC).

El legislador valoró la participación de los dirigentes de Gendarmería, quienes no solo se refirieron a su lugar de trabajo, sino también dieron cuenta del entorno, donde los reclusos viven muchas veces hacinados, en condiciones muy restringidas, y donde se dan muchos casos de promiscuidad.

En ese aspecto, y frente a la necesidad urgente de dar a conocer esta dura realidad y encontrar las soluciones adecuadas, el presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes (ANSOG), Joe González, pidió a las autoridades la elaboración de políticas penitenciarias de Estado que no respondan a los gobiernos de turno.

Dijo que es necesario que “haya medidas congruentes en un reglamento, además de un tribunal de ejecución de la pena", de modo de llevar un eficiente control de estas, así como de las medidas que se toman en el trato con la población penal y para el otorgamiento de los beneficios y de las acciones disciplinarias.

El presidente de la ANSOG aclaró que las acciones “no necesariamente deben ser a través de la vía administrativa, como está ocurriendo hoy día, sino que por este tribunal de ejecución de la pena. "Creemos que es del todo necesario y es parte de lo que organismos internacionales le han sugerido a Chile que tiene que realizar”, sentenció.

Cabe especificar que un tribunal de ejecución de la pena es una instancia que se ha implementado en algunos países y que busca garantizar los derechos de las personas privadas de libertad, para evitar las violaciones de derechos humanos que se cometen al interior de las cárceles.