Noticias

Comisión de Salud inició estudio de proyecto de Ley de Fármacos II

Publicado el 11 de mayo del 2018

El Gobierno presentó ante el grupo parlamentario los principales aspectos de la indicación sustitutiva que viene a reformular una propuesta hoy en segundo trámite en la Cámara. Entre los puntos se contempla retomar la idea de ampliar la oferta de locales habilitados para la venta de medicamentos que no requieran receta; fortalecer a Cenabast y a la autoridad sanitaria; y facilitar la importación de fármacos.

Escasez de bioequivalentes disponibles en el mercado, importantes diferencias de precios entre medicamentos genéricos y de marcas y la limitación de la venta solo para las farmacias son parte del diagnóstico que el Ejecutivo expuso ante la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, respecto de los resultados de la aplicación de la Ley de Fármacos vigente.

En este contexto, la Subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, presentó los lineamientos de la indicación sustitutiva a un proyecto (boletín 9914), ya sancionado en el Senado y hoy en manos de la Cámara, que regula los medicamentos bioequivalentes genéricos, detallando uno de los aspectos en los cuales se espera avanzar.

"Estas nuevas indicaciones tienen varios objetivos importantes, uno de ellos es bajar los precios; segundo, es mantener la calidad; y tercero, darle mejor acceso de medicamentos a la población. Con respecto a la venta libre en comercio menor, creemos que es muy importante. Hoy día la norma para vender en comercio menor es solamente para aquellos medicamentos que no tienen receta médica, que no requieren receta médica. Hoy día esos medicamentos se venden libremente en las farmacias. Las personas pueden pedir los medicamentos sin requerir una receta médica, por lo tanto, hoy existe la libertad de poder acceder a esos medicamentos sin mayor control. Lo que nosotros proponemos es aumentar esa accesibilidad de las personas en locales donde, probablemente, las farmacias no han llegado", especificó.

La Subsecretaria indicó que otro punto en que se pretenderá ahondar en esta Ley de Fármacos II es en la transparencia del mercado.

"Nosotros, lo que queremos es que haya una ley que permita, que obligue a toda la cadena a tener los precios ahí. ¿Qué significa? El laboratorio debiera tener la obligación de colocar los precios; el proveedor, que es el intermediario que vende, también colocar sus precios; y, finalmente, la farmacia. Al conocer toda la cadena de venta vamos a transparentar la información y vamos a saber dónde están los altos costos de estos medicamentos", planteó.

Para el presidente de la Comisión de Salud, diputado Juan Luis Castro (PS), las propuestas del Ejecutivo son discutibles y anticipó un amplio debate sobre la materia. "La venta de góndolas en supermercados, y este es un debate que se va hacer profundamente en la Comisión, va a durar mucho tiempo, ya fue rechazado el año 2012. Estamos dispuestos a conversarlo, pero no parece razonable decir que los precios van a bajar de productos que ya están al alcance cotidiano de las personas", remarcó.

En una línea similar, los diputados Ricardo Celis (PPD) y Daniel Verdessi (DC) alertaron sobre los problemas que se vislumbran con la indicación sustitutiva.

"El gran instrumento de negociación que hay entre el paciente y la farmacia es la receta, por lo tanto, el tema de la confección de le receta es un tema clave. Si en la receta predomina el nombre de fantasía, como lo que está proponiendo hoy día el Ejecutivo, olvídense de los pacientes, van a tener que comprar los productos más caros", sostuvo Ricardo Celis.

"He presentado a la Subsecretaria nuestra preocupación por las enfermedades que aparecen con el libre consumo, como por ejemplo la insuficiencia renal, que aparece bastante importante en Estados Unidos donde hay consumo en góndolas; las hepatopatías agudas, que son conocidas como el uso indiscriminado, por ejemplo, del paracetamol, que no es un medicamento que se venda con receta pero que puede producir un aumento masivo de este consumo", agregó Daniel Verdessi.

Por el contrario, el diputado oficialista Javier Macaya (UDI) valoró la iniciativa y los planteamientos allí impulsados por el Gobierno. "Nos parece adecuado que el Presidente Piñera impulse este tema. En el primer Gobierno del Presidente Piñera se avanzó significativamente en bioequivalencia, lamentablemente un concepto que estuvo bien retrasado en los últimos cuatro años. Y yo creo que se le tiene que dar un reimpulso para generar mayor competencia, mayor transparencia en el mercado y tener las condiciones para que, quizás, a través de la entrada de nuevos actores, como pueden ser los supermercados, se pueda acceder a mejores condiciones y a mejores precios para los pacientes", evaluó.

Para el diputado Jorge Durán (RN), es importante avanzar en la materia, aunque expresó algunos puntos de preocupación. "Se agradece la propuesta del Gobierno que va, sin duda, en beneficio de mejorar los precios más accesibles al adulto mayor y hacia la clase media vulnerable. Pero acá nos preocupan dos temas: uno, eliminar la indicación del nombre de fantasía; y segundo, que no termine en un incentivo para eliminar las pequeñas farmacias de barrio y, finalmente, concentrar el negocio en dos unidades, las grandes cadenas farmacéuticas y el retail", sentenció.

Conforme a la presentación de la Subsecretaria, otros puntos incluidos en la indicación sustitutiva apuntan a fortalecer a la Central Nacional de Abastecimiento y a la autoridad sanitaria, para que tenga más facultades de investigación y sanción por infracción a las normas; crear farmacias de especialidad; y facilitar la importación de medicamentos, para mejorar el mercado nacional y reducir precios.