Noticias

Diputados aprobaron acuerdos internacionales con China y la Comunidad Europea

Publicado el 13 de septiembre del 2018

El primer tratado incorpora nuevos productos chinos a la rebaja arancelaria del tratado de libre comercio suscrito con esta nación. El segundo, tiene por objeto permitir que Croacia asuma los compromisos de la Comunidad Europea con Chile.

Por 98 votos a favor y 23 en contra y 5 abstenciones, la Sala despachó al Senado el de Acuerdo que aprueba el protocolo de modificación del tratado de libre comercio y de acuerdo complementario sobre comercio de servicios entre Chile y la República Popular China, suscrito en Da Nang, República Socialista de Vietnam.

A través de este acuerdo (boletín 11749), Chile otorga acceso libre de aranceles para 24 ítems arancelarios originarios de China, los cuales representan alrededor del 12% del total de los productos que no gozaban de arancel cero.

Entre las materias incluidas se encuentran: azúcares (glucosa, fructosa), textiles (algunos tejidos de lana, hilados y tejidos de fibras sintéticas, ropa de algodón, de pelo fino y fibras sintéticas) y ciertos productos industriales (algunos tipos de refrigeradores y secadoras, entre otros).

De acuerdo a los señalado en el informe financiero del proyecto, se estima que las obligaciones derivadas de la aplicación de este acuerdo no representan mayor gasto fiscal presupuestario y serán cubiertas con los recursos que la Ley de Presupuestos contempla para el funcionamiento de la Administración. Así mismo, señala que la pérdida fiscal anual por reducción arancelaria será de US$432 mil, desde la entrada en vigencia de esta nueva norma.

Acuerdo con Unión Europea

En la sesión, la Sala también aprobó, por 94 votos a favor, 21 en contra y once abstenciones, y envió a consideración del Senado un proyecto de acuerdo internacional cuyo objeto es permitir que Croacia, como nuevo integrante de la Unión Europea pueda asumir como suyos los compromisos adquiridos anteriormente por dicha Comunidad y sus Estados miembros, conforme al Acuerdo de Asociación suscrito con Chile el año 2002.

De acuerdo a lo señalado en el informe de la comisión de Hacienda sobre el proyecto (boletín 11972), este acuerdo no establece compromisos nuevos para nuestro país, por tanto, la única consecuencia jurídica del presente Protocolo Adicional es la extensión a este nuevo país de los derechos y obligaciones contenidas en el mencionado Acuerdo de Asociación.

Cabe señalar que el intercambio comercial de Chile con los países miembros de la Unión Europea durante el año 2016 ascendió a US$ 17.682 millones, experimentando un crecimiento desde la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación entre Chile y la Unión Europea, de 109%, con un incremento promedio anual de 6%.