Noticias

Gendarme denuncia acoso sexual y distribución de pornografía infantil en la institución

Publicado el 19 de octubre del 2018

La Comisión de Mujeres y Equidad de Género recibió a la teniente Linda Cerpa, quien entregó antecedentes sobre los acoso y abusos por parte de compañeros y jefaturas de la institución en Copiapó, sumando además denuncias de almacenamiento y distribución de pornografía infantil.

Cuatro años lleva esperando que su denuncia sea considerada. La teniente de Gendarmería, Linda Cerpa, comenzó en 2014 a ser acosada en su trabajo en la ciudad de Copiapó.

Era la única mujer del recinto y tras ser separada de su marido -también gendarme- empezó a ser víctima de un trato denigrante. Así lo manifestó en la comisión de Mujeres y Equidad de Género, que la recibió gracias a una gestión realizada por la diputada Daniela Ciccardini (PS).

En su relato señaló que el jefe del establecimiento donde ejercía sus funciones, además de ver constantemente (a través de medios institucionales) material pornográfico, le enviaba las imágenes a ella acosándola con frecuencia por esta vía. “ Me cambiaban los turno de un momento a otro, el trato era sumamente soez; se referían hacia mi por las vías de comunicación interna de manera grosera”, agregó la gendarme.

A la gravedad de estos hechos se suman los antecedentes entregados de manera anónima a la afectada, donde se exponían conversaciones que se habrían sostenido entre sus colegas varones por un grupo de la aplicación What's App, llamado “El Club de Toby”, donde se almacenaría y distribuiría pornografía infantil.

Con estos antecedentes, para la diputada Camila Vallejo (PC), además del acoso y abuso “se agrega otro hecho constitutivo de delito y eso no se ha tomado con la real seriedad y responsabilidad. Más bien ha tendido la institución -jerárquica y cerrada- a encubrir este tipo de situaciones no denunciando, cuando corresponde, y eso no puede quedar en la impunidad”, alertó la parlamentaria.

La paradoja que señala la diputada Daniela Ciccardini (PS) es que, ahora, es la gendarme la que se encuentra acusada por difundir este chat. “En esos mensajes era donde se hablaba de pornografía infantil, se veían fotos, se veían videos que los mismos funcionario de Gendarmería se compartían y donde tenían conversaciones de connotación sexual hacia esta teniente. Es impresentable esta situación”, criticó la legisladora.

Para el diputado Fidel Espinoza (PS), aquí se obstruyó la justicia para que no se investigara. "Incluso no permitió que la PDI ingresara a dependencias de Gendarmería. Hicieron todo para que esta niña terminara fuera de la institución siendo perseguida de una manera violenta”, agregó.

En este escenario, la Comisión de Mujeres acordó citar para la próxima sesión a las más altas autoridades de gendarmería, carabineros y la PDI, “ a fin de que nos den cuenta cuál es el diagnóstico en torno a las denuncias que han recibido respecto a funcionarias” explicó la presidenta de la instancia, Loreto Carvajal (PPD), donde esperan que se les detalle cómo se están implementando protocolos en las instituciones.

También será invitados el ministro de Justicia, Hernán Larraín, y la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, para que tengan un planteamiento “claro respecto de la responsabilidad de implica tener mujeres en una institución y que ellas no se vean vulneradas en sus derechos diariamente, por el solo hecho de ser mujeres”, señaló la diputada Marcela Sabat (RN).

Actualmente y gracias al apoyo entregado en su momento por el Servicio Nacional de la Mujer y la Asociación Nacional de Oficiales Profesionales de Gendarmería de Chile, la teniente fue trasladada a Valdivia, donde está a la espera que se haga justicia.