Noticias

Comisión adoptó acuerdos sobre proyectos en materia de Derechos Humanos

Publicado el 26 de octubre del 2018

Se trata de la iniciativa que tipifica el delito de incitación a la violencia y las propuestas para sancionar el negacionismo respecto de violaciones a los derechos humanos y la prohibición de homenajes y/ o exaltación de la dictadura cívico-militar.

La Comisión de DD.HH. de la Cámara de Diputados acordó continuar con el debate del proyecto de ley, de origen en mensaje, que tipifica el delito de incitación a la violencia, (boletín 11424) luego de no contar con la unanimidad para avanzar en una indicación sustitutiva presentada por el Ejecutivo.

La iniciativa, que ya había sido aprobada en su idea de legislar, propone la sanción penal para aquellos discursos que, conforme a la terminología del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención Americana, consistan en una apología del odio que constituya una incitación de tal magnitud, que pueda desencadenar en actos de violencia o cualquier otra acción ilegal similar que afecte a un grupo de personas o a un miembro de ese grupo.

La presidenta de la instancia legislativa, diputada Carmen Hertz (PC), explicó que se desarrolló un debate en torno a cómo se avanzará en relación a este proyecto.

“En definitiva, y después de una larga discusión y de un informe de la Secretaria General de la Cámara, era necesario que, por unanimidad, se hubiera acordado la indicación sustitutiva como tal. Como no fue posible, no hubo unanimidad y se abrió un plazo para presentar indicaciones al proyecto original”, especificó.

El diputado Diego Schlaper (RN) informó que se acordó solicitar a la Sala la fusión de dos proyectos: el que modifica el Código Penal y las leyes 20.393 y 20.609, para sancionar el negacionismo respecto de violaciones a los DDHH cometidas en Chile y la incitación a la violencia y a la discriminación contra personas o grupos de personas (boletín 11949); .y el que prohíbe el homenaje y/o exaltación de la dictadura cívico-militar (boletín 9746).

"Obviamente, acá tenemos que ser muy cuidadosos porque, por una parte, está la libertad de expresión que en una democracia es relevante y, por otro lado, está la honra. Entonces, son proyectos delicados que tienen que ver con los límites de los derechos humanos y como Comisión los vamos a tratar con mucha seriedad”, enfatizó.