Noticias

Aprueban en general proyecto que agiliza y transparenta sistema notarial

Publicado el 26 de noviembre del 2018

El Gobierno y las/os parlamentarios/as celebraron el paso y anticiparon su voluntad para perfeccionar el sistema vigente y traerlo a los actuales tiempos.

Por unanimidad, los diputados de la Comisión de Constitución aprobaron la idea de legislar respecto a la iniciativa (boletín 12.092) que facilita la vida de los chilenos eliminando trámites notariales innecesarios y que hoy son exigidos por ley, agilizando la acción de los archiveros al adquirir nuevas tecnologías digitales y rebajando el valor de los servicios en notarías y en el Conservador de Bienes Raíces.

El presidente de la instancia legislativa, diputado Hugo Gutiérrez (PC), definió al proyecto como de “relevancia” y destacó que la Comisión lo aprobara en general. “Vamos a hacer cambios relevantes en el sistema registral a fin de mejorarlo, ya que requiere a gritos una modernización”, enfatizó.

La decisión de los parlamentarios y parlamentarias fue celebrada por el Ministro de Justicia, Hernán Larraín, quién dijo que este es un primer paso positivo que va en la dirección correcta. "Aquí queremos los servicios como la fe pública, el de los notarios y conservadores, cercanos a la gente, fáciles, simples y expeditos”, remarcó.

Entre varios cambios, el mensaje establece la creación de un Consejo Resolutivo de Nombramiento de Auxiliares de la Administración de Justicia, el cual deberá resolver los nombramientos de Notarios, Conservadores y Archiveros (NCA). También se reducen los trámites que deben ser realizados ante un notario.

Sin embargo, pese a estar de acuerdo en la necesidad de tener una ley que transparente y agilice el servicio de Notarios, Conservadores y Archiveros, el abogado y especialista en el tema, Álvaro Pavez, comentó que existen aspectos de la iniciativa que se deben debatir y perfeccionar.

Una de ellas es el punto que establece que los notarios, conservadores y archiveros permanecerán en sus cargos hasta cumplir 75 años o hasta cumplir veintiún años de trayectoria, cesando en sus funciones por cualquiera de las dos causales que se presente primero.

Para Pavez, el establecer límites extensos al ejercicio del cargo es un arma de doble filo, ya que períodos tan extensos hace que no se pueda presumir que una persona pueda presentar deficiencias cognitivas como alzhéimer o demencia senil. Por ello, recomienda establecer un sistema permanente de acreditación que asegure que se tiene un estado de salud cognitivo compatible con el cargo.

El profesional también tuvo reparos con la incorporación de la obligación de NCA de financiar y sujetarse a una auditoría externa anual. “La auditoría solo compara la norma con el resultado, pero creo que la fiscalización debe ser preventiva y no represiva”, explicó.

Pese a las objeciones, Pavez calificó positivamente que el proyecto elimine las categorías de notarios, reduciendo con ello barreras de entrada al cargo y que se establezcan criterios objetivos para la creación de nuevas notarías.