Noticias

Llaman a aumentar el subsidio del programa "Pago de Cuidadores de Personas con Discapacidad

Publicado el 17 de diciembre del 2018

A través de una resolución, los/as parlamentarios/as también requieren que se considere la citada afección dentro de los planes y programas del Ministerio de Salud, a objeto de establecer líneas de acción que permitan ir en apoyo de estas personas de manera prioritaria.

Por 136 votos a favor y tres abstenciones, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó la resolución 271, que solicita al Presidente de la República aumentar el Subsidio del Programa "Pago de Cuidadores de Personas con Discapacidad", del Ministerio de Desarrollo Social, que actualmente asciende a $26.700, a una suma cercana a un sueldo mínimo mensual.

Asimismo, dada la complejidad del "Síndrome del Cuidador", piden que se considere la citada afección dentro de los planes y programas del Ministerio de Salud, a objeto de establecer líneas de acción que permitan ir en apoyo de estas personas de manera prioritaria, pues un tercero discapacitado depende de él o ella.

La propuesta fue planteada a la Sala por las/os diputadas/os RN Catalina Del Real, Camila Flores, Frank Sauerbaum, Miguel Mellado, Hugo Rey, Harry Jürgensen, Diego Schalper y Cristóbal Urruticoechea.

En la resolución, se explica que el síndrome del cuidador suele estar provocado por la dificultad que trae para el cuidador el cambio radical de su modo de vida y el desgaste que provoca ver cómo un ser querido va perdiendo progresivamente sus facultades físicas y mentales, conforme avanza el curso de la enfermedad.

"Entre las áreas más afectadas están: el físico, ya que sufren cansancio, cefaleas y dolores articulares. En lo psíquico: depresión, trastornos del sueño, ansiedad e irritabilidad. En el área social: disminución o pérdida del tiempo libre, soledad y aislamiento", se argumentó.

Así, plantean las/os parlamentarias/os, el cuidador va perdiendo paulatinamente su independencia, porque el enfermo cada vez le absorbe más; se desatiende a sí misma, no toma el tiempo libre necesario para su ocio, abandona sus aficiones, no sale con sus amistades y acaba paralizando, durante largos años, su proyecto vital.