Noticias

Comisión de Familia despachó proyecto que establece derecho de mujeres a vida libre de violencia

Publicado el 17 de diciembre del 2018

La iniciativa presenta diversas lineamientos para mejorar los actuales estándares de respuesta institucional y legal para enfrentar este fenómeno, así como para promover cambios culturales en el país.

Tras meses de intenso debate, la Comisión de Familia de la Cámara de Diputados aprobó y despachó a la Sala el proyecto de ley que establece el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia (boletín 11077).

La iniciativa busca mejorar las respuestas institucionales que se ofrecen a las víctimas de violencia intrafamiliar; regular nuevas figuras tendientes a reconocer las distintas formas que adopta la violencia ejercida contra las mujeres, niños, niñas y adolescentes, personas adultas mayores y personas en situación de discapacidad; y generar un cambio cultural cuyo horizonte es la igualdad entre hombres y mujeres y el fin de las relaciones de subordinación.

También avanza en el reconocimiento de las distintas formas que adopta la violencia contra las mujeres y los diversos ámbitos en que puede ejercerse, ampliando las concepciones actuales que recoge el ordenamiento jurídico; considera un amplio catálogo de deberes para distintos órganos del Estado en estas materias; y regula obligaciones de prevención de la violencia contra las mujeres para todos estos organismos, en la medida en que desarrollen iniciativas relacionadas con la violencia contra las mujeres.

Así lo detalló la diputada Carolina Marzán (PPD), quien explicó que, por ejemplo, "en la legislación chilena no existe una definición de la palabra violencia, que es lo que aborda este proyecto, junto con lo que hay que frenar y sancionar… nosotros, lo que estamos haciendo, es definir que es violencia privada y violencia pública; lo que queremos hacer es erradicar todo tipo de violencia contra la mujer”.

El proyecto, que recoge estándares indicados por instrumentos internacionales, destacando entre ellos la adopción de la terminología definida sobre violencia contra las mujeres sancionada por la Convención Belém do Pará, que reconoce que esta es una “manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres”, persigue lograr un cambio cultural, tal como planteó la diputada Karol Cariola (PC).

“Establecer que la mujer está violentada producto de una sociedad machista y patriarcal es fundamental. La violencia no se da solo por un golpe o maltrato físico dentro de la familia sino que se da como sociedad en su conjunto desde distintos ámbitos”, precisó.

Cabe recordar que esta propuesta legal fue presentada durante la administración de Michelle Bachelet y fue acogida por el actual Gobierno, que a lo largo de la tramitación ha adquirido el compromiso de introducir cambios tendientes a considerar las recomendaciones de las/os diputada/os.