Noticias

Comisión de Hacienda despachó a Sala proyecto sobre migración y extranjería

Publicado el 09 de enero del 2019

La iniciativa, que además fue tramitada por las Comisiones de Gobierno Interior, Zonas Extremas y Derechos Humanos de la Cámara, precisa en términos de bonos, por ejemplo, que solo podrán optar aquellos migrantes que lleven 24 meses en el país.

La Sala de la Cámara de Diputados es el lugar donde ahora debe ser analizado el proyecto del Gobierno que busca regular la migración en nuestro país (boletín 8.970).

La iniciativa, que fue tramitada al interior de cuatro comisiones, considera materias tales como salud, educación y vivienda.

En la jornada de ayer, el Ejecutivo presentó una indicación que fue aprobada por los parlamentarios y que está relacionada con la permanencia en el país para acceder a bonos, como detalló el Subsecretario General de la Presidencia, Claudio Alvarado.

“Se hace una precisión, fundamentalmente para todas las prestaciones de carácter monetario que eventualmente podrían recibir los inmigrantes. Para todas aquellas transferencias de carácter monetario o de cargo directo fiscal se establece un plazo de 24 meses (de residencia en el país)”, detalló.

Sin embargo, la autoridad de Gobierno remarcó que beneficios tales como la educación o la salud serán un derecho desde “el minuto en que pisan nuestro país”.

El asesor de la Subsecretaria del Interior, Mijael Bonito, destacó el arduo trabajo de las comisiones en torno a la iniciativa y respaldó la indicación sobre permanencia en Chile para la obtención de beneficios.

“El Ejecutivo tiene que ser responsable con el erario y con el fisco, pues el tema siempre con este tipo de cosas es que los recursos son muy finitos y las necesidades son infinitas, pero se logró que los migrantes tengan el acceso a muchas prestaciones sociales, sobre todo de primer orden”, enfatizó.

El diputado Giorgio Jackson (RD), quien votó en contra de esta indicación, explicó sus observaciones a esta diferenciación que consagra el proyecto.

“Por lo general, las políticas sociales de transferencia monetaria (bonos) son una manera preventiva de prevenir otras situaciones no deseables en nuestra sociedad. Muchas veces vinculable al crimen, a las enfermedades, al círculo de la pobreza. Por lo tanto, el restringir a una población que pueda estar en condición de vulnerabilidad de esos beneficios puede empeorar las cosas”, planteó.

Según la mirada del parlamentario, no es una buena fórmula el negar estos beneficios antes de los dos años.

“Puede haber perfectamente una persona que lleva un año, que lleva seis meses y que, incluso trabajando de manera precaria, como muchas veces sucede, no le alcance para salir de la pobreza y haya algunos beneficios que le permiten estar mejor. Y me parece algo deshumanizante no entregarlo a cualquier persona independiente de su lugar de nacimiento”, puntualizó.

En tanto, el diputado Leopoldo Pérez (RN) celebró la aprobación de la iniciativa que, a su juicio, responde a las necesidades del Chile de hoy.

“Con la cantidad de migrantes y por el hecho de que Chile hoy día es un país atractivo, no solo para vecinos sino para personas que vienen de otras latitudes, para rehacer su vida, iniciar actividades, estudiar, etc. Por lo tanto, esto permite tener una migración ordenada conforme a la ley y a la política nacional de migraciones. Yo creo que esto es lo más sustantivo de este proyecto de ley”, afirmó.