Noticias

Consejo Nacional de Desarrollo Urbano participó en debate de proyecto sobre integración social

Publicado el 11 de marzo del 2019

El organismo consideró positiva la iniciativa, no obstante, subrayó que se trata de un desafío a largo plazo para las ciudades chilenas. En este orden entregaron propuestas para promover el desarrollo de ciudades más integradas y con calidad urbanística.

Establecer medidas que incentiven el emplazamiento de proyectos de viviendas integradas en sectores con adecuados indicadores y estándares de calidad de vida y desarrollo urbano es uno de los puntos que plantea el proyecto sobre integración social y urbana (boletín 12.288) que debate la Comisión de Vivienda de la Cámara.

En este contexto es que recibieron al Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, los que consideraron positivo el proyecto del Gobierno y, además, entregaron propuestas.

En esta dirección, Sergio Beresbil, presidente de la entidad, declaró que, desde el pasado 2018, están trabajando en una propuesta que permita resolver el gran desafío que es hoy la integración social.

“La profundidad que tiene el problema de la segregación, sobre todo en ciudades metropolitanas, es muy grande y va a costar muchísimo tiempo revertirlo. Por lo tanto, nosotros consideramos que la propuesta que ha presentado el Ministerio de la Vivienda es el primer gran paso de un proceso que va hacer largo", remarcó.

Estimó que se necesitará ir implementando y pensando, no en esta ley, sino que en la ley siguiente, qué va se va a reforzar y "permitir tener más herramientas para combatir el problema de la segregación y lograr que nuestras ciudades sean más integradas”.

Entre algunas de las propuestas del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano se considera un incentivo a los municipios para promover el desarrollo de “proyectos de viviendas integradas” en sus comunas, mediante aportes en el Fondo Común Municipal.

También proponen complementar los beneficios de normas urbanísticas para asegurar el desarrollo de proyectos integrados.

Para el diputado Osvaldo Urrutia (UDI), un ejemplo esta visión correspondería a que no solamente tienen que haber beneficios urbanísticos, como aumentar la constructibilidad, densidad o la altura sino también beneficios de carácter tributario".

"A mí me parece interesante analizar también esa posibilidad para que esto se pueda plantear con mayor rapidez, porque Chile tiene un déficit actual entre 400 y 500 mil viviendas y, al ritmo que vamos, prácticamente estamos estancados. Mantenemos ese déficit por décadas”, planteó.

Para el diputado Pablo Kast (Evopoli), es destacable que desde el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano se resalte la iniciativa y se impulsen nuevas medidas.

“Que ellos hayan validado lo que es la integración urbana a través de la creación de nuevas zonas. Avanzando un poco más, incluso, mejorar los incentivos, reformular el DFL2, que son una serie de normativas que hoy día lo permiten, pero que quedan cortas al momento de generar esta integración urbana que es el desafío que hoy tenemos en la Comisión”, acotó.

Desde la mirada del diputado de Guillermo Teillier (PC) se debe avanzar en proyectos que consideren múltiples aspectos en orden a mejorar las condiciones de vida de las personas, no obstante, resaltó que no es la solución al déficit de viviendas que existe en Chile.

"Esto es un aporte, es como lograr una mejor solución, pero no es la solución total. Y en contraposición a esto está el clamor de muchas personas que están en comités de allegados, son miles y miles que están esperando una solución. Hay algunos comités que llevan 10, 12 hasta 22 años esperando”, enfatizó.

El proyecto indica que el desafío es avanzar hacia ciudades más integradas, sustentables, con calidad urbanística, identidad y visión de futuro; ciudades más humanas y amables, ricas en diversidad y oportunidades.

Así, mediante las modificaciones legales que se proponen en este proyecto de ley, se busca alcanzar un desarrollo más equilibrado de los centros poblados, permitiendo que estos se estructuren de una manera más humana, logrando mejorar los niveles de convivencia entre personas provenientes de distintas realidades socio-económicas.