Noticias

OIT y economista presentan observaciones a reforma previsional

Publicado el 04 de abril del 2019

Ante los diputados de la Comisión de Trabajo, la OIT valoró que se esté impulsando una reforma que permita incrementar el monto de las actuales pensiones, pero pidió hacer un mayor esfuerzo en materia de pensiones solidarias. Por su parte, Nicolás Grau llamó a un acuerdo transversal que logre un aumento sustantivo de los ingresos de los pensionados.

Un intenso trabajo de audiencias públicas viene desarrollando la Comisión de Trabajo en pro de recibir opiniones de los más diversos sectores en torno a la propuesta de reforma previsional que impulsa el Gobierno (boletín 12212).

El nuevo presidente del grupo parlamentario, diputado Raúl Soto (DC), destacó la importancia de este proceso y valoró los últimos aportes entregados por el director de la Oficina de la OIT para el Cono Sur y América Latina, Fabio Bertranou, y por el economista Nicolás Grau.

El legislador destacó el análisis crítico sobre el actual sistema de pensiones y sobre el proyecto del Ejecutivo que efectuó Fabio Bertranou, así como las propuestas que planteó a la Comisión para avanzar en la temática. A su vez, agradeció la visión aportada por Nicolás Grau y su llamado a efectuar un acuerdo político-social en esta materia.

"Me deja bastante tranquilo porque me confirma que hay posibilidades y espacio hoy día para que en nuestro país tengamos un gran acuerdo político social en materia de pensiones que nos permita modificar el sistema de manera estructural y mejorar significativamente las pensiones de todos los chilenos y chilenas", sentenció.

El diputado Frank Sauerbaum (RN) resaltó la importancia de esta reforma y, respecto de las propuestas planteadas por los invitados en la Comisión, dijo que están disponibles para discutirlas, aunque estimó que el Estado no está en condiciones de enfrentar un gasto mayor a los 3.500 millones de dólares contemplados invertir en diez años.

"Creemos que hoy día el Gobierno no tiene, ni el Estado tiene holguras financieras suficiente como para poder seguir aumentando este pilar solidario más allá de lo que el Gobierno ha propuesto", insistió.

La Comisión, reconociendo la importancia de la materia, fijo una tercera sesión semanal dedicada al proyecto. Así, a la sesión ordinaria de los martes y a la especial fijada para los lunes entre las 17 y las 20 horas, se suma otra en dicho día entre las 11 y las 13 horas. Con este calendario, la Comisión espera poder votar en general en dos semanas más.

Planteamientos de los invitados

Nicolás Grau planteó a los/as diputados/as que "hay una crisis que tiene que ver con las pensiones de hoy, que no se soluciona con cambios que suban las pensiones en 40 anos". Además, aseguró que las pensiones son y serán muy bajas para la gran mayoría de la población; que las mujeres son estructuralmente e injustamente perjudicadas; y que los trabajadores, pese a ser propietarios de sus fondos, estos se invierten sin dar cuenta de sus intereses. En tal plano, aseguró que la iniciativa del Ejecutivo no aborda estas situaciones satisfactoriamente.

Para el economista, es necesario lograr un acuerdo transversal en el Parlamento que permita hacer un aumento sustantivo de las pensiones que actualmente se pagan, planteando para dicho fin considerar un sistema de reparto y una reforma tributaria que contemple impuestos progresivos al ingreso del capital. Además, propuso promover un debate nacional y participativo donde se aborden temas como el nivel de solidaridad y de cotización; el gasto público; los sistemas previsionales (reparto vs capitalización); y la entidad administradora, entre otros.

Fabio Bertranou, en tanto, valoró que se avance en el tema y mencionó que el análisis realizado tanto al sistema previsional chileno como a la propuesta en trámite se basa en el marco normativo definido por el acuerdo OIT 102, sobre normas mínimas de seguridad social, que aún no ha sido ratificado por Chile.

Dijo que comparten el diagnóstico de insuficiencia y baja solidaridad en el sistema de pensiones que motiva la propuesta, pero invitó a analizar y debatir una reforma "más ambiciosa". "Creemos que existe espacio para un proyecto que pueda mejorar la cobertura, la suficiencia, la solidaridad, y la sostenibilidad social y financiera del sistema", sentenció.

Estimó que es posible poner al sistema en un sendero que permita ir gradualmente transformando el sistema desde uno centrado en la “capitalización subsidiada por recursos estatales” hacia un sistema de “seguridad social complementado por la capitalización individual”. Esto permitiría aprovechar las ventajas que permite contar con los dos componentes en un denominado sistema mixto.

Entre las propuestas concretas planteó avanzar en un mayor financiamiento contributivo y mecanismos para acordar nuevos parámetros del sistema, así como un mayor impacto en la cuantía de las prestaciones, que se debería traducir en un aumento del pilar solidario y en una mejor aproximación a los subsidios a la mujer y de dependencia, que estimó limitados o insuficientes.