Noticias

Gobierno formalizó ante la Cámara proceso de salida de Unasur

Publicado el 23 de abril del 2019

En este proceso de consulta al Congreso Nacional, el Presidente Sebastián Piñera resalta que el organismo internacional se encuentra institucionalmente acéfala desde hace dos años, sin actividad y con un perfil de acción que se ha alejado de los principios que inspiraron su creación.

Cumpliendo los requerimientos constitucionales y legales, el Presidente Sebastián Piñera formalizó hoy, martes 23 de abril, ante el Congreso Nacional, su decisión de retirar a Chile de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

En el documento, dado a conocer en la cuenta de la sesión de Sala de la Cámara, el Mandatario remarca que Unasur "se encuentra institucionalmente acéfala", sin que un secretario general pueda ser nombrado hace más de 24 meses.

Sostiene en el mensaje que Unasur "se ha alejado de los principios que inspiraron su creación" y que la Unión es hoy "una institución altamente politizada e infectiva". En este plano recuerda que, durante el año 2018, el organismo prácticamente se mantuvo sin actividad y el calendario estuvo desierto de reuniones de los estamentos dependientes.

Informó que, en respuesta a la situación anterior, el 18 de abril de 2018, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú suspendieron su participación de las distintas instancias de Unasur y recalcó que, desde esa fecha, Colombia, Paraguay y Ecuador comenzaron el proceso para abandonar definitivamente la organización. "En las actuales circunstancias no es posible renovar ni revivir Unasur", sentenció el Presidente.

En este marco, Sebastián Piñera dijo que, en uso de sus facultades constitucionales y por razones de Estado, decidió avanzar hacia el proceso de denuncia del Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas, suscrito en Brasilia, el 23 de mayo de 2008. Dicho proceso implica una declaración unilateral, basada en el derecho internacional, a través de la cual un Estado decide retirar su consentimiento de un tratado internacional, rompiendo la relación obligatoria que le vinculaba a través de este.

Conforme al citado procedimiento y a los requerimientos Constitucionales, el Presidente solicita el parecer de la Cámara de Diputados (y paralelamente del Senado) en torno a esta situación, dado que la integración de Chile a Unasur fue aprobada por el Congreso Nacional el 9 de septiembre de 2010.

La propuesta será analizada por la Comisión de Relaciones Exteriores, instancia que podrá rendir un informe sobre el asunto. Sin embargo, cabe mencionar que este proceso iniciado por el Presidente Piñera es consultivo, por la que las opiniones de la Cámara y del Senado no serán vinculantes en torno a la salida de Chile de la Unión de Naciones Suramericanas.