Noticias

Comisión analiza procedimientos del SAG en materia de fertilizantes

Publicado el 25 de abril del 2019

Los diputados y diputadas de Agricultura se abocaron a estudiar con los representantes del SAG el proceso de importación y manejo de fertilizantes, en el marco de la discusión del proyecto que establece normas sobre estas sustancias.

El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) expuso ante la Comisión de Agricultura de la Cámara sobre el proceso de importación y fiscalización de los fertilizantes e indicó que su programa de monitoreo ha permitido comprobar que más del 50% de estas sustancias no cumplen con la norma al momento de ser comercializadas.

Señalaron que, ante esta situación, los inspectores del SAG han procedido a inmovilizar las partidas de los fertilizantes que no cumplen, a efecto que los distribuidores utilicen las contra-muestras o, en su defecto, procedan a reetiquetar el rótulo de los envases a los valores determinados por el informe de análisis del laboratorio oficial.

El beneficio para los agricultores de inmovilizar por no cumplir con la norma, apunta a que, en el caso de los fertilizantes, los envases se pueden reetiquetar antes de ser comercializados.

De esta manera se protege a los agricultores de aquellos insumos que no cumplen con la composición señalada en la etiqueta o rótulo, ya que estos no responden a lo esperado, afectando directamente a su producción agrícola.

Ante el elevado número de incumplimientos detectados en fertilizantes, durante los últimos cinco años de monitoreo, el SAG determinó aumentar considerablemente el número anual de muestras a captar en el comercio, de tal manera de corregir los valores declarados en los envases de las partidas que se detecten en incumplimiento.

El análisis se dio en el marco del debate del proyecto de ley que establece normas sobre composición, etiquetado y comercialización de los fertilizantes (boletín 12.233) y que considera definiciones, un registro único nacional, parámetros de calidad, muestra y análisis, modificaciones a cuerpos legales y bioestimulantes.

Los fundamentos del proyecto explican que el sector silvoagropecuario necesita contar con un marco normativo en materia de fertilizantes, que ponga acento en asegurar la calidad entregando a los agentes económicos información suficiente para su uso y al servicio agrícola y ganadero, antecedentes para una adecuada fiscalización y control.