Noticias

Fenacopel presentó observaciones a proyecto que rebaja rentabilidad de eléctricas

Publicado el 08 de mayo del 2019

La Federación Nacional de Cooperativas Eléctricas planteó ante la Comisión de Minería y Energía que el proyecto no se hace cargo de determinados elementos. Además, estimaron que el ajuste de la tasa no se traduce en una menor utilidad de la empresa.

La Federación Nacional de Cooperativas Eléctricas (Fenacopel) representa a siete cooperativas concesionarias de servicio público de distribución de electricidad en zonas rurales del centro y sur del país.

En su exposición ante la Comisión de Minería y Energía de la Cámara, la Federación planteó una serie de observaciones al proyecto que rebaja la rentabilidad de las empresas de distribución y perfecciona el proceso tarifario del sector (boletín 12567).

Indicaron que el proyecto no se hace cargo de puntos tales como: modernización del segmento, calidad de servicio, tarifas más bajas, disminución de rentabilidad y definición de áreas típicas, ya que solo aborda tangencialmente algunos aspectos.

En dicho sentido, consideran que es necesario reconocer el importante rol social que cumplen en sectores que, para otras empresas, no resultan rentables, en condiciones muchas veces extremas para una adecuada prestación del servicio, por lo que resulta muy importante para estas establecer los incentivos regulatorios correctos que garanticen la inversión en la mejora de sus redes, mejora de la calidad que se entrega a los usuarios y cubrir sus costos de operación.

Explicaron que también es necesario establecer un proceso de tarificación que reconozca la situación de cada empresa y cooperativa y no el sistema de áreas típicas, que perjudica a los clientes y parte del sector.

Plantearon, asimismo, la necesidad de establecer una fijación de la tasa de costo de capital que sea separada para las cooperativas y que reconozca sus realidades.

Por último, consideran importante eliminar el chequeo por industria y pasar a establecer un chequeo individual, lo que permitiría una mejor fijación para todas las empresas y una baja efectiva de tarifas para aquellas que se benefician con el procedimiento actual, al mismo tiempo, asegurando una rentabilidad mínima para las cooperativas.