Noticias

Comisión de Trabajo posterga hasta el lunes votación en general de reforma previsional

Publicado el 09 de mayo del 2019

Diputados de oposición criticaron que el Gobierno no entregara una respuesta por escrito a la propuesta de diez puntos que les fue entregada en una sesión anterior, por lo que finalmente se resolvió realizar la votación en el lunes 13, ya que el Gobierno le retiró la urgencia al mensaje.

A las 8:50 de la mañana estaba citada este jueves la Comisión de Trabajo con el objetivo de votar en general el proyecto (boletín 12.212) de reforma previsional que, entre sus objetivos, busca modificar las pensiones del sistema solidario y de capitalización individual.

Tras una hora de sesión, donde el presidente de la instancia, diputado Raúl Soto (DC), leyó los diez puntos que presentaron al Gobierno en la sesión del lunes pasado y que los ministros de Hacienda, Felipe Larraín, y de Trabajo, Nicolás Monckeberg, se refirieran a sus alcances, se cumplió el plazo para sesionar, por lo que se resolvió postergar la votación de la propuesta, cuya calificación de urgencia vencía en esta misma jornada.

La principal crítica de la oposición era que no existió un compromiso formal del Ejecutivo de acoger sus observaciones.

El diputado Soto señalo que los planteamientos a la propuesta fueron “bastante genéricos, aunque reconoció se mostró disposición a acoger varios de los planteamientos. "Eso hay que valorarlo. Sin embargo, lo que hemos dicho los parlamentarios de la oposición, es que necesitamos tiempo para evaluarlo y tenemos que hacerlo sobre la base de un documento concreto”, planteó.

La diputada Alejandra Sepúlveda (FRVS) fue más crítica. “Lo único que vino a hacer el Gobierno hoy día es vendernos humo con absolutamente nada concreto; nada por escrito y las palabras como siempre se las va a llevar el viento. En este momento estamos votando en contra, tanto en la Comisión como en la Sala”, aseguró la legisladora.

Visiones similares expresaron las diputadas Karol Cariola (PC) y Maite Orsini (RD). “El presidente le entregó la propuesta que trabajamos por mucho tiempo con nuestros técnicos para poder presentárselo al Ejecutivo, pero el Ejecutivo no trajo una propuesta seria. Hoy la pelota está en manos del Ejecutivo”, sostuvo la diputada comunista.

“En las condiciones en las que estamos no existen garantías para que nosotros podamos aprobar una idea de legislar porque el Gobierno no fue capaz de dar una respuesta seria a lo que estábamos solicitando como oposición, para poder entrar a discutir en particular este proyecto”, agregó la diputada del Frente Amplio.

Gobierno retira la urgencia al proyecto

En este escenario, el Gobierno resolvió retirar hoy la urgencia simple al proyecto y así permitir que la Comisión pudiera sesionar sobre este tema el próximo lunes.

De acuerdo a lo expresado al momento de notificarse dicha resolución en la Sala de la Cámara, en la sesión del martes 14 se daría cuenta de la nueva urgencia, que sería discusión inmediata, por lo que el proyecto debería ser despachado de la Cámara en un plazo no mayor a los seis días.

Para el ministro Felipe Larraín, el proyecto se encuentra plenamente financiado, tal como lo habría detallado en la sesión del lunes 6. Además, aseguró que han “sido claros en contestar los planteamientos” presentados por la oposición.

Junto a esto, insistió en la necesidad de cuidar los efectos en el mercado laboral. “Porque simplemente aumentos en el corto plazo de las cotizaciones de pensiones pueden tener efectos -si son muy significativos- en el mercado laboral”, explicó.

Para el ministro Nicolás Monckeberg, las observaciones de la oposición “son propuestas que deben ser consideradas en la disposición general a legislar, pero obviamente cada una de estas propuestas hay que analizarlas financieramente, en detalle, en la discusión en particular”.

Por su parte, el diputado Patricio Melero (UDI) consideró que en el trabajo legislativo del Congreso, la verdadera urgencia es la que impone la ciudadanía por avanzar en esta reforma, más que las que califiquen los gobiernos o el Parlamento.