Noticias

Requieren al Ejecutivo otorgar cédula de identidad a migrantes de cuarto año medio

Publicado el 04 de junio del 2019

La resolución pide que impulse esta medida con el objeto de facilitar que los jóvenes puedan rendir la Prueba de Selección Universitaria y, por consiguiente, optar a una carrera profesional o técnica.

Por la unanimidad de 129 votos a favor, la Cámara aprobó la resolución 593, que pide al Presidente de la República que, en conjunto con los Ministerios de Educación, de Desarrollo Social y Familia y del Interior y Seguridad Pública, impulse planes y programas que permitan a los jóvenes inmigrantes que se encuentren cursando el cuarto año de Enseñanza Media, de tener acceso a una cédula nacional de identidad.

Según se fundamenta en el texto, ello les permitirá a los jóvenes rendir la Prueba de Selección Universitaria y optar a una carrera profesional o técnica, “que les otorgue las herramientas para un desenvolvimiento pleno en nuestra sociedad y les permita alcanzar su desarrollo personal y profesional en Chile, lo que redunda en el mejoramiento sustancial de sus condiciones de vida”.

La iniciativa, de autoría de los/as diputados/as UDI Gustavo Sanhueza y Rolando Rentería; independiente René Saffirio; DC Jorge Sabag y Mario Venegas; PS Gastón Saavedra; PPD Carolina Marzán; y PR Carlos Abel Jarpa, precisa que, como es sabido, las actuales cifras de inmigración constituyen un fenómeno reciente en nuestro país y una manifestación de su progreso en el plano económico y social.

En tal sentido, se recuerda que un número importante de personas inmigrantes son jóvenes que se encuentran finalizando sus estudios secundarios, encontrando sus familias en Chile una nación que ofrece una oferta educativa atractiva para cursar una carrera profesional o técnica que le permita su desenvolvimiento en nuestro país.

Así las cosas, pensando en estas personas provenientes de naciones amigas como Colombia, Venezuela, Haití, Perú u otras, el presente proyecto de resolución propone al Presidente de la República el establecimiento de una política pública, centrada en la promoción de la población migrante actualmente asentada en nuestro territorio, a objeto de promover un proceso de continuidad de su educación.