Noticias

Magistrados y abogados valoran cambio a sistema de nombramientos en Poder Judicial

Publicado el 11 de junio del 2019

En la comisión investigadora sobre la actuación de los jueces de la región de O´Higgins, la Asociación de Magistrados y el Colegio de Abogados expusieron sobre las actuales atribuciones de los jueces y los futuros cambios que se realizarán al sistema de nombramientos.

La instancia que indaga el nombramiento y la conducta de los jueces de la región de O´Higgins recibió al director de la Asociación de Magistrados, Mauricio Olave, y al presidente del Colegio de Abogados, Arturo Alessandri.

En primer lugar, expuso el representante de la Asociación de Magistrados que representa a cerca de 1.300 jueces, quien se refirió al gobierno judicial que tiene a cargo el nombramiento de jueces, notarios, conservadores y fiscales; los ascensos; el sistema de responsabilidad de los jueces; un procedimiento de recursos y de calificaciones concentrado en la cúpula.

En ese sentido, Mauricio Olave señaló que las labores administrativas no deberían estar a cargo de las Cortes Suprema ni de Apelaciones. Ello, porque los ciudadanos deberían contar con un sistema judicial, donde el juez sólo piense en el caso que está juzgando y no en labores administrativas.

“A nuestro entender, pasa por la deficiencia en la forma en que está estructurado el diseño institucional que regula el gobierno judicial de los jueces, que permite una excesiva concentración de las facultades gerenciales o administrativas en las Cortes de Apelaciones o Suprema y deja espacios para que existan lugares aptos para la corrupción”, indicó.

Olave agregó que esto comienza “desde la forma en que está organizada la carrera judicial, con la concentración de poderes en las cortes para designar quiénes son los que ingresan al Poder Judicial, quiénes ascienden en el mismo, quiénes salen del sistema, distrayendo la labor esencial de los jueces que es resolver en derecho”.

Por ello, plantean la necesidad de un órgano autónomo, donde los nombramientos sean por meritocracia.

Colegio de Abogados

Por su parte, el presidente del Colegio de Abogados, Arturo Alessandri, consideró que, en Chile, los magistrados y el Poder Judicial cumplen una destacada labor, sana en términos de corrupción. Sin embargo, planteó que el caso denominado "desastre de Rancagua", configura malas prácticas.

Respecto del actual sistema de nombramientos, estimó que da origen a "amiguismos y cofradías" en el Poder Judicial para poder ascender, por lo que es importante avanzar en transparencia.

“El sistema, en general en Chile, funciona relativamente bien, los casos de corrupción son mínimos. Sin embargo, hay muchas cosas que mejorar y una de las cosas que se puede mejorar y mucho es el sistema de nombramiento de jueces. Me referí, en particular, al proyecto de ley que va a presentar el Ejecutivo próximamente, que establece una comisión de nombramiento. De esta manera está sacando el tema de las Corte Suprema y de la Corte de Apelaciones”, informó.

En ese sentido, consideró destacable que el Ejecutivo renuncie a esa facultad que tiene hoy día y que, basándose en el mérito y en concursos de oposición, se elijan a los indicados por una entidad colegiada. "Lo que me parece una buena solución”, recalcó.

Reacciones parlamentarias

La presidenta de la Comisión, diputada Alejandra Sepúlveda (FRVS), valoró las exposiciones y dijo que hay un denominador común: la existencia de malas prácticas al interior del Poder Judicial. “¿Cuáles serían las malas prácticas que tenemos en tribunales y cuáles los incentivos para desarrollar la carrera judicial? Es perverso, porque tiene que ver con estímulos que son negativos para impartir la justicia", planteó.

Estimó que fue una buena jornada, donde gran parte de lo expuesto por las dos instituciones va a ser parte de las conclusiones, "pero esperamos afinar y tener mucho más detalle de cuáles son los puntos críticos en términos de las decisiones que tienen que tomar los magistrados”.

En tanto, el parlamentario Ramón Barros (UDI) señaló que surgen varias implicancias en lo ocurrido en Rancagua, por lo que esperan recoger testimonios en terreno.

“Por ejemplo, las implicancias que tiene el hecho de que los jueces sean masones. Si eso implica algún grado de responsabilidad distinto al resto. Si ello debe ser incluido dentro de la declaración de intereses y que puede provocar algún grado de conflicto”, señaló.

Consideró todas las exposiciones interesantes, a fin de ir configurando un contexto a partir del cual, y una vez que podamos realizar la sesión en Rancagua para oír a afectados, se pueda determinar cuáles van a ser las conclusiones, proposiciones y eventuales cambios de orden legal.

La comisión investigadora sesionará prontamente en Rancagua, lugar que ha sido el centro de los cuestionamientos a la administración de justicia.