Noticias

Llaman al Gobierno a incorporar la epilepsia refractaria en el Plan Nacional de Salud y GES

Publicado el 17 de junio del 2019

En la resolución se resalta la mala calidad de vida que presentan estos pacientes, versus las opciones que se le abre con un tratamiento adecuado y al alcance de sus posibilidades.

Por 113 votos a favor, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó solicitar al Presidente de la República que instruya al Ministro de Salud, Jaime Mañalich, para que estudie las medidas que permitan incorporar la epilepsia refractaria en el Plan Nacional de Salud y en el listado de prestaciones del Régimen de Garantías Explícitas en Salud (GES).

En la resolución 440 se explica que, aunque no existe una definición aceptada de epilepsia refractaria, porque los criterios varían de modo considerable, en general se podría decir que es cuando las crisis epilépticas son tan frecuentes que limitan la habilidad del paciente para vivir plenamente acorde con sus deseos y su capacidad mental y física; o cuando el tratamiento anticonvulsivante no controla las crisis; o cuando sus efectos secundarios son limitantes para un desarrollo normal de la persona.

El texto indica que, en 2009, un grupo de expertos de la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE) propuso la definición conceptual de epilepsia resistente a fármacos como "aquella en la que no se ha conseguido una evolución libre de crisis a pesar de dos ensayos terapéuticos adecuados con diferentes FAE, tomados en monoterapia o asociados, siempre que se hayan seleccionado y usado de manera adecuada".

En cuanto a su tratamiento, se indica que, en los últimos 20 años, ha existido un aumento en opciones terapéuticas farmacológicas para tratar la epilepsia, además de desarrollar nuevas técnicas quirúrgicas y métodos en casos seleccionados.

"Cada uno de los nuevos tratamientos son de mayor costo que el antiguo, sin embargo, si se logra el objetivo de dejar a la persona sin crisis o sin efectos colaterales, podría permitir su retorno al trabajo, escolaridad o educación superior y este beneficio justificaría el alto costo del fármaco. Por otro lado, el costo debe considerarse de manera muy minuciosa, ya que el uso de tratamiento de alto costo como primera línea, considerando la cronicidad de esta enfermedad, puede traer consecuencias económicas significativas en 'tratamiento acumulado'", se especifica.

Las particularidades anteriormente anotadas dan cuenta de los elementos que caracterizan la epilepsia refractaria y las consecuencias que presentan los pacientes resistentes a fármacos, los que generalmente ven anulado o mermado su desarrollo individual, familiar y social, situándolos en una posición de vulnerabilidad y requiriendo de un adecuado acceso a fármacos (de calidad), terapia o intervenciones quirúrgicas, que pueden marcar de manera significativa la diferencia en la calidad de vida de las personas.

Bajo este análisis, se estima patente determinar la priorización de estos pacientes en el Plan Nacional de Salud y la necesidad de incorporarlos al régimen GES, asegurando el otorgamiento de prestaciones y cobertura financiera necesaria para su trastorno neurológico y la rehabilitación necesaria para mejorar su calidad de vida.

Los autores del proyecto aprobado, el jueves 13 recién pasado, son las/os RN Ximena Ossandón, Francesca Muñoz, Miguel Mellado, Andrés Celis y José Miguel Castro; e independientes Renato Garín y René Alinco.