Noticias

Aprueban constituir el 23 de febrero de cada año como el Día Nacional del Rotario

Publicado el 04 de julio del 2019

El proyecto, originado en la Cámara de Diputados, busca dar un reconocimiento a la organización Rotary internacional por su trabajo en la comunidad internacional en materias como educación, salud y fomento de la paz.

Como una forma de dar un justo reconocimiento a la labor que desarrollan los rotarios en pos de la humanidad y de su incalculable aporte, la Cámara de Diputados aprobó, por 90 votos a favor y 25 abstenciones, el proyecto que establece el día 23 de febrero de cada año como el Día Nacional del Rotario (boletín 11759).

El informe de la Comisión de Cultura, rendido ante la Sala por el diputado Nino Baltolu (UDI), explica que la organización Rotary internacional es una red mundial compuesta por más de un millón doscientos mil integrantes, distribuidos en más de 35 mil clubes que se encuentran al servicio de la humanidad con el fin de contribuir a la promoción de la paz, el combate de enfermedades, al fomento a la educación y al desarrollo de las economías locales, entre otros objetivos.

Asimismo, se destaca que, por más de 110 años, los socios de Rotary han emprendido obras para abordar los problemas más acuciantes de la humanidad.

La propuesta, enviada a segundo trámite al Senado, fue originada en una moción del diputado Nino Baltolu junto a sus compañeros de partido Sandra Amar, Álvaro Carter, Javier Hernández, Cristhian Moreira, Iván Norambuena, Rolando Rentería, Renzo Trisotti y Enrique Van Rysselberghe.

Los autores precisan en el texto que las causas de los rotarios se focalizan en seis ejes principales: 1.- Fomento de la paz: el Rotary fomenta el diálogo para promover la comprensión internacional entre pueblos y culturas, ayudan en la formación de líderes adultos y jóvenes para que sean actores en la prevención y mediación de conflictos.

2.- Prevención y tratamiento de enfermedades: se sensibiliza y equipa a las comunidades para contener la propagación de enfermedades mortales como el VIH/Sida y el paludismo. Su meta es mejorar y ampliar el acceso a la atención de la salud, de bajo costo o gratuita, en las regiones en desarrollo.

3.- Apoyan iniciativas locales mediante las cuales más personas tienen acceso al agua salubre, saneamiento e higiene. Su propósito no es simplemente construir pozos sino compartir experiencias con los líderes y docentes de la comunidad para que sus proyectos sean sostenibles.

4.- Salud materno-infantil: anualmente alrededor de seis millones de niños menores de cinco años fallecen víctimas de la desnutrición, falta de atención de la salud y saneamiento insalubre. Al ampliar el acceso a mejores servicios de salud, madres e hijos viven sanos y fuertes.

5.- Promoción de la educación. La meta de los rotarios es alentar a las comunidades para que apoyen programas de alfabetización y educación básica, reduzcan la disparidad de género en la educación y aumenten la tasa de alfabetismo entre los adultos.

6.- Desarrollo de las economías locales.