Noticias

Comisión de Energía despachó proyecto que perfecciona proceso tarifario de distribución eléctrica

Publicado el 25 de julio del 2019

La instancia despachó a la Comisión de Hacienda la iniciativa conocida como "ley corta", que surgió luego de la crisis de los medidores y que refundió un mensaje del Ejecutivo con una moción. En la votación, se logró poner piso y techo a la tasa de descuento de las empresas de distribución eléctrica.

Luego de lograr un acuerdo entre oficialismo y oposición en el seno de la Comisión de Minería y Energía de la Cámara, el Ejecutivo logró la aprobación del proyecto que rebaja la rentabilidad de empresas de distribución y perfecciona el proceso tarifario de distribución eléctrica (boletín 12.567), iniciativa que se refundió con una propuesta originada por parlamentarios (boletín 12.471).

El ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, valoró el diálogo que se dio en la Comisión y destacó que se actualicen las tasas de rentabilidad a la realidad actual, para fijar las tarifas eléctricas (actualmente fijada en 10%).

“Estas eran unas tasas que se habían fijado hace 30 años, que eran muy altas y que tenían un impacto, obviamente, en el bolsillo de las familias. Así que esto baja las tasas de retorno, pero a un nivel razonable para asegurar que las compañías tengan los incentivos para invertir en el largo plazo, porque eso influye, obviamente, en la calidad de servicio a las personas”, explicó.

El secretario de Estado comprometió el ingreso del proyecto de “ley larga” para marzo de 2020 y señaló otras prioridades legislativas que tiene esta administración, como ajustes a leyes de transmisión y generación eléctrica, en esta última, para dar más flexibilidad al sistema respecto a las bajas de suministro de las energías no renovables.

Además, se encuentran vigentes el proyecto de eficiencia energética, que se encuentra en el Senado; una iniciativa que reemplace el uso de leña por otras fuentes de energía; y la ley de geotermia.

Reacciones parlamentarias

El diputado Francisco Eguiguren (RN) destacó el trabajo realizado por el grupo parlamentario con el Ejecutivo para llegar a un consenso.

“Hemos llegado a un acuerdo, un acuerdo entre todos los sectores de poder trabajar en una ley corta, donde se defina el proceso tarifario para el próximo período y donde esto ya está integrado. Se ha logrado un consenso, que las tasas deben tener un piso y un techo. Una tasa de descuento de 6% y un techo de 8%. Yo creo que eso es bien visto por la ciudadanía, que le gusta que a las empresas les vaya bien, pero que no haya usura, no haya abuso”, consideró.

Por su parte, el legislador Pablo Vidal (RD) -uno de los principales autores de la moción refundida al mensaje, junto al diputado Giorgio Jackson (RD)- señaló que el proyecto no se traducirá en una rebaja significativa de las tarifas, pero que es un avance que permite cambiar un paradigma respecto a los servicios eléctricos.

“Esto reduce las ganancias de las empresas distribuidoras en más de 600 millones de dólares. Pero cuando distribuyes ese monto en 6,5 millones de clientes regulados, estamos hablando de un impacto bajo en las cuentas de la luz, estamos hablando de mil pesos en promedio, pero si diferencias los consumos pueden ser menos que eso, 400 o 500 pesos”, indicó.

Resaltó que, además, la tarifa eléctrica que las personas pagan está descompuesta, por un lado, por la generación de energía, y por otro la transmisión.

"Y esto que es solo distribución. La distribución corresponde solo entre el 16 al 20% de la cuenta final. Respecto de esa porción, hemos logrado hacer un ajuste, un apriete de cinturón de las empresas, que se puede traducir en un impacto entre el 2 o 3% de rebaja a las tarifas”, detalló.