Noticias

Despachado a la Sala proyecto que reduce la jornada laboral a 40 horas

Publicado el 03 de septiembre del 2019

La Comisión de Trabajo, después de un intenso debate, despachó la moción que define una jornada laboral en 40 horas semanales. Además, aprobó también el artículo transitorio que establece que este cambio no puede representar una disminución de las remuneraciones.

Luego que en la sesión de este lunes 2 de septiembre la Comisión de Trabajo aprobara por 7 votos a favor y 6 en contra el artículo permanente del proyecto (boletín 11179) que reduce la jornada laboral, la instancia volvió a constituirse esta mañana (martes 3) para debatir y votar el artículo transitorio que establece que este cambio no puede provocar una disminución de las remuneraciones de las y los trabajadores, obteniéndose el mismo resultado que ayer.

El artículo único, en tanto, plantea dos modificaciones al Código del Trabajo:

1. Se elimina la palabra "efectivamente" de la norma que define que se entiende por "jornada de trabajo". Uno de los objetivos de esta medida es que el tiempo de colación se considere parte integral de esta.

2. Reduce la duración de la jornada ordinaria de trabajo de un máximo de cuarenta y cinco horas semanales a 40. La propuesta no afecta a los trabajadores con contratos especiales.

La diputada Camila Vallejo (PC), una de las principales promotoras de proyecto, si bien celebró el avance en la tramitación, lamentó que el Ejecutivo no respaldara la moción. “Nos hubiera gustado que el Gobierno se sumara a esta gran tarea de hacer mejor la vida de los chilenos y las chilenas. Creíamos que podíamos trabajar en conjunto, que esto podía ser transversal, no solo en la oposición, sino que también permear a la derecha chilena, entendiendo que necesitamos pensar en el futuro del país”, planteó.

Desde el oficialismo insisten que este no es un buen proyecto, aunque se reconoce, como es el caso del diputado Mario Desbordes (RN), que no es una propuesta mal intencionada, dañina o pensada para dañar.

"No, es un proyecto que se hace con buena intención, pero no es bueno y el efecto no va a ser adecuado para los trabajadores, porque no va a permitir flexibilidad, no permite que se trabaje menos de cinco días a la semana”, afirmó.

Por su parte, el diputado Patricio Melero (UDI) quien rechazó la moción, señaló que espera que, a partir de ahora, se instale en el país una capacidad de diálogo, dentro de las normas constitucionales, con los actores que generan empleo: las pymes, las empresas y los trabajadores, "a objeto de lograr un gran acuerdo nacional, de un camino real y no ficticio, para que podamos reducir la jornada laboral con la gradualidad, la flexibilidad horaria y la adaptabilidad que se requiere”.

Reserva de constitucionalidad

En la sesión volvió a estar presente el ministro de Trabajo, Nicolás Monckebeg, quien volvió a señalar que presentarán un requerimiento ante el Tribunal Constitucional, pues a juicio del Gobierno, el proyecto sería inconstitucional, ya que versaría sobre prerrogativas exclusivas del Ejecutivo.

Sin embargo, el diputado Matías Walker (DC) explicó que cuando un proyecto de ley trae efectos indirectos, colaterales en el gasto fiscal, no es inconstitucional. "Para ser inconstitucional tendría que tener efectos directos”, recalcó, mostrándose confiado en que esta será la doctrina que sostendrá el Tribunal Constitucional.

Indicaciones pendientes

Para quienes han promovido esta modificación en la Comisión de Trabajo, el ambiente del debate no permitía presentar nuevas indicaciones al proyecto. Así lo señaló la diputada Karol Cariola (PC) al explicar que fue necesario bajar las indicaciones al proyecto, precisamente, porque si seguían tramitando cada una de las indicaciones, el tiempo "no iba a ser el necesario para poder despachar el proyecto de ley”.

La presidenta de la instancia, diputada Gael Yeomans (IND) explicó que la intención de quienes respaldan esta propuesta es que incluya una gradualidad de cinco años. Anunció que la propuesta se va a materializar en una indicación que se va a presentar en Sala, para que pueda avanzar con gradualidad el proyecto de ley.