Noticias

Cámara solicitó bonificación previsional especial para efectivos de Bomberos de Chile

Publicado el 09 de septiembre del 2019

La resolución plantea entregar un aporte de cien mil pesos por año de servicio para quienes sean titulares de pensiones básicas solidarias.

Solicitar al Presidente de la República el establecimiento de una bonificación especial previsional para los miembros de los Cuerpos de Bomberos de Chile, consistente en cien mil pesos por año de servicio, pagaderos para quienes sean titulares de pensiones básicas solidarias, es el objetivo de la resolución 501, aprobada por la Cámara de Diputados por la unanimidad de 142 votos a favor.

El documento señala que, desde mediados de la década de 1950, se ha venido legislando sostenidamente en beneficio de los voluntarios de los cuerpos de bomberos de Chile, principalmente a modo de retribución por los servicios que desinteresadamente prestan a la comunidad. La ultima normativa de este tipo es la Ley 20.564, que establece la ley marco de los Bomberos de Chile, que vino a dotar de un marco mayor de regulación y que ha asegurado la adecuada función de esta importante institución.

Sin perjuicio de anteriores disposiciones -y teniendo en cuenta la reiterada negativa de los voluntarios a recibir una retribución por sus servicios-, se estima importante que el Estado, en representación de la comunidad, pueda efectuar un aporte que vaya en beneficio directo de los voluntarios, considerando los valiosos servicios que prestan al país.

Una ponderación de ambos intereses debe pasar por respetar, por un lado, la decisión de los bomberos de mantener a título gratuito su voluntariado y, por otro, poder otorgarles una retribución por el valioso y abnegado servicio que prestan a la comunidad, así como por el riesgo que asumen, más allá del necesario financiamiento de una actividad de beneficio público y de la cobertura por parte del Estado de los riesgos asociados.

Teniendo en cuenta lo anterior, se consideró adecuado otorgar un aporte previsional especial, pues consiste en un beneficio de directo para ellos y, al mismo tiempo, implica una importante ayuda para los voluntarios, toda vez que, llegada su edad de jubilación podrán gozar de una mejor y mayor pensión.

A su vez, tal aporte no puede ser considerado una renta, pues este solo se hará efectivo una vez que llegue la edad de retiro, conciliando así el interés de otorgar una ayuda directa a los voluntarios de los cuerpos de bomberos y de estos, al mantener su actividad en carácter voluntario.

La propuesta fue planteada a la Sala por los RN Bernardo Berger, Jorge Rathgeb, Frank Sauerbaum, Mario Desbordes, Francisco Eguiguren, Leonidas Romero, Ramón Galleguillos, René Manuel García y Miguel Mellado, más el UDI Pedro Pablo Alvarez-Salamanca.