Noticias

Ingresó a trámite acuerdo que formaliza próximo encuentro sobre cambio climático en Chile

Publicado el 24 de septiembre del 2019

El presente documento representa un convenio entre Chile y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que considera las formalidades, requisitos y compromisos del país anfitrión de la COP25, a celebrarse el 13 de diciembre próximo.

Cumpliendo con los requisitos exigidos por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMUNUCC), el Gobierno ingresó a trámite legislativo a la Cámara de Diputados un acuerdo con dicho organismo que viene a dar formalidad a la organización en Chile de la próxima reunión de los países parte de dicha entidad (Conferencia de las Partes, COP).

En el mensaje se explica que la COP 25 tendrá lugar el 13 de diciembre del presente año, en Santiago, y como cuestión previa para la realización del encuentro y las sesiones de los órganos subsidiarios, se requiere contar con acuerdo vinculante entre el país anfitrión y la Secretaria de la CMNUCC.

El acuerdo consta de un preámbulo, en el cual las partes dan cuenta de las consideraciones y propósitos que tuvieron a la vista para celebrar el acuerdo, y de 16 artículos, donde se despliegan las normas que conforman su cuerpo principal y dispositivo, entre otras materias, para definir la fecha y lugar de la conferencia; asistencia, instalaciones, equipos y servicios públicos; instalaciones médicas; alojamiento y transporte; comunicaciones, sitios web y actividades de divulgación de la conferencia; y protección policial y seguridad.

Entre las disposiciones destacan dos artículos, uno que define la responsabilidad del país organizador por posibles acciones o demandas contra el secretariado de la CMNUCC, ONU o sus oficiales; y un apartado denominado "Neutralidad y sostenibilidad climática", que contempla el deber del Gobierno de garantizar la neutralidad climática de la conferencia y de implementar un sistema de gestión ambiental sostenible, reconocido internacionalmente, a fin de planificar, coordinar y reportar los aspectos de la conferencia en materia de sustentabilidad.

Además, se determina que cualquier equipo, servicio y/o recurso adicional necesario para la implementación de una conferencia sostenible y neutral con el clima, será proporcionado por el Gobierno, con cargo para sí.

La propuesta pasó a análisis a la Comisión de Relaciones Exteriores para su estudio.