Noticias

Comisión de Economía inició discusión de proyecto de portabilidad financiera

Publicado el 25 de septiembre del 2019

La iniciativa busca facilitar a personas naturales y a micro y pequeñas empresas el cambio de proveedor de productos financieros. Además, simplifica los procesos de refinanciamiento de créditos.

Con la presentación del ministro de Hacienda, Felipe Larraín, la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados inició anoche la discusión del proyecto de portabilidad financiera (boletín 12909), propuesta que fue calificada por el Ejecutivo con urgencia suma, lo que implica un plazo de quince días para la realización del trámite .

“Es prioritario para las personas que se reduzcan los tiempos y costos de cambiarse de un proveedor financiero a otro, generando más competencia en la industria financiera y permitir que las personas se puedan beneficiar más fácilmente de las disminuciones en las tasas de interés, que hoy son históricamente bajas. Por eso hemos decidido ingresar esta suma urgencia, ya que el objetivo del Gobierno es que esta iniciativa se apruebe en lo que resta de este año”, destacó Felipe Larraín.

En su exposición, el ministro de Hacienda explicó que una de las principales dificultades que enfrentan actualmente los clientes que quieren cambiarse de institución financiera son los trámites que deben realizar cuando tienen créditos respaldados por garantías reales (ej. prenda o hipotecas). En estos casos, no es posible trasladar la garantía, sino que se deben alzar las existentes y constituir otras garantías en favor del nuevo acreedor, aunque recaigan sobre el mismo bien.

Para facilitar el cambio de proveedor financiero, el proyecto crea una figura especial de subrogación para refinanciar este tipo de créditos, eliminando la necesidad de alzar las garantías iniciales y constituir nuevas garantías. A través de esta figura, un crédito reemplazará al otro crédito, pasando a beneficiarse automáticamente el nuevo crédito de las garantías que respaldaban el crédito inicial, según explicó el titular de Hacienda.

El secretario de Estado sostuvo que la iniciativa, que modifica diversos cuerpos legales, beneficiará a un gran sector de la ciudadanía, ya que un alto porcentaje de la población adulta y de las micro y pequeñas empresas cuentan con productos financieros vigentes. "Es un alivio muy importante para los consumidores y una medida de reactivación económica", agregó.

Beneficios de la portabilidad

Ante la Comisión de Economía, instancia que preside el diputado Pedro Velásquez (IND), el ministro Larraín informó que se estima que el proyecto de tendrá una serie de beneficios directos e indirectos, entre los cuales destacó promover la competencia en el mercado de la provisión de productos y servicios financieros y fomentar la inclusión financiera, ya que es esperable que la mayor competencia impulse a los proveedores a buscar nuevos clientes a los que hoy no proveen servicios.

Asimismo, se prevé una disminución de los costos asociados a la contratación de productos financieros (comisiones, intereses y costos de refinanciamiento), lo permitirá aumentar el ingreso disponible de la población y de las micro y pequeñas empresas.

Además, se proyecta una reducción de la cantidad de trámites y tiempos necesarios para cambiarse de proveedor; fortalecer la protección del consumidor financiero, aportando transparencia y estableciendo plazos máximos para el proceso de portabilidad; y fomentar la demanda interna, la actividad económica y el empleo.