Noticias

Prosecretario de la Cámara de Diputados dictó conferencia en Málaga sobre transparencia

Publicado el 03 de octubre del 2019

Luis Rojas remarcó que la transparencia y rendición de cuentas en la función pública son esenciales para la democracia.

Representando a la Cámara de Diputados, el prosecretario de la Corporación, Luis Rojas, dictó una conferencia en la mesa de debate “Esfuerzos internacionales de lucha contra la corrupción”, ello en el marco de la IV edición del Congreso Internacional de Transparencia y Acceso a la Información celebrado en Málaga, España.

“Los ciudadanos tienen derecho a estar informados y saber lo que hacen sus representantes”, especificó el abogado, quien estuvo acompañado en la conversación por la periodista Mar Cabra Valero, Premio Pulitzer 2017 por su trabajo "Los papeles de Panamá".

A juicio de Luis Rojas (magíster en Derecho, con mención en Derecho Constitucional por la Universidad de Valparaíso, máster en Derecho Parlamentario por la Universidad Complutense de Madrid y que actualmente desarrolla su tesis doctoral en esta última universidad), la transparencia y rendición de cuentas en el ejercicio de la función pública es un atributo esencial de la democracia, no solo porque los ciudadanos tienen derecho a saber qué hacen sus representantes y a recibir información clara, precisa y oportuna de sus decisiones, sino también porque constituye, asimismo, una de las mejores herramientas para combatir la corrupción.

En su presentación sostuvo que "la preocupación por la incidencia perniciosa de las prácticas de corrupción en la función pública ha adquirido relevancia creciente en la agenda internacional". En ese sentido, agregó, la exigencia de consolidar un buen gobierno es entendido como un factor decisivo para la consecución del desarrollo y el fortalecimiento de las instituciones democráticas.

El caso de Chile

Luis Rojas Gallardo valoró el rol que ha cumplido Chile, a través de la Comisión Bicameral de Transparencia, que actualmente preside la diputada Paulina Núñez (RN) y cuyo vicepresidente es el senador Alfonso De Urresti (PS).

Estimó que la citada instancia ha sabido tomar el impulso dado por la Red de Parlamento Abierto de ParlAmericas, en cuya hoja de ruta se identifican cuatro pilares para lograr sus objetivos en el plano de la labor de los poderes legislativos del hemisferio: transparencia y acceso a la información pública; rendición de cuentas; participación ciudadana; y ética y probidad.

El profesional destacó que, pese a los problemas de corrupción conocidos, Chile mantiene una solidez reconocida de sus instituciones políticas y democráticas. "Al contrario de la mayoría de los países de la región, donde, en algunos casos, la corrupción está enquistada en el sistema, Chile tiene una cultura política, leyes y regulaciones que reducen los incentivos a que se desarrolle la corrupción”, enfatizó.

En dicho plano, recordó diversas legislaciones dictada en nuestro país en materia de acceso a la información, lobby, probidad en la función pública y prevención de conflictos de intereses, junto a las reformas a la ley de partidos políticos y a la nueva regulación de los delitos de soborno y cohecho, todas sacadas a la luz tras un trabajo conjunto de todos los sectores.

"La única manera de lograr minimizar los casos de corrupción es con la participación de todos. Cada uno de nosotros debe aportar para mejorar nuestra sociedad, ser un ejemplo en nuestra vida profesional y privada. Promover la educación cívica para que las nuevas generaciones no sean apáticas y sean parte de la política, respetando los valores sociales como se hace en los países nórdicos que es donde los niveles de percepción de la corrupción son menores”, precisó.

Finalmente, resaltó que la confianza no se logra solamente redoblando los controles, sino robusteciendo los hábitos, las convicciones y los valores.

"Podemos crear miles de normas, pero sin ética; hecha la ley, hecha la trampa. Combatir y prevenir la corrupción debe ser mirado de forma integral y eso es lo que ha estado haciendo Chile. Como decía Einstein, 'dar el ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera'”, sentenció.