Noticias

Comisión de Energía aprobó proyectos refundidos sobre medidores

Publicado el 04 de octubre del 2019

Las iniciativas apuntan a modifica la ley General de Servicios Eléctricos, para imponer a las empresas concesionarias de servicio público de distribución, los costos de retiro e instalación de medidores de luz.

Establecer expresamente que la instalación de los medidores de luz eléctrica, ya sea porque estos presentan desperfectos técnicos, o bien, debido a los avances tecnológicos será siempre de cargo de las empresas, correspondiéndole a estas asumir su costo íntegramente, sin que estas puedan trasladarlo a los clientes y usuarios de este servicio es el objetivo del proyecto de ley (boletín 12440) aprobado y despachado a Sala por parte de la Comisión de Minería de la Cámara.

La iniciativa surgió a raíz de una serie de mociones presentadas por parlamentarios a principios de marzo, cuando se destapa la polémica de los medidores, explicó el diputado informante, Pablo Vidal (RD), quien recordó lo ocurrido.

“Lo primero es retrotraer el proyecto de la Ley 21. 076 a como salió despachado originalmente en el año 2016 de la Cámara de Diputados hacia el Senado. Donde el objetivo era que el cambio de medidores, no medidores inteligentes, el cambio de medidores a aquellas personas que hubiesen perdido su medidor producto de una catástrofe o algo de causa mayor fuera responsabilidad y costo de las empresas”, especificó.

Dijo que este era el objetivo original que se modifica y desvirtúa en el Senado y se ratifica de mala manera en la Cámara de Diputados, en tercer tramite, en enero de 2018.

El legislador explicó que esto último fue corregido y se modificó el artículo primero del proyecto, dejándose tal cual como estaba: para fuerza mayor.

En sus antecedentes, las propuestas que dieron pie al proyecto saliente apuntaron a los reclamos de muchos clientes por los cobros excesivos de las empresas de suministro eléctrico, a raíz del reemplazo de los medidores de luz antiguos por otros más modernos y avanzados.

La situación molestó más aun pues las empresas de suministro eléctrico, al cobrar a los clientes por este hecho, no lo habrían especificado con claridad en sus boletas, lo que genera confusiones y malestar generalizado en la población.

Ahora, el proyecto aprobado en la Comisión deberá pasar a la Sala de la Cámara de Diputados para ser votado y posteriormente pasar al Senado.