Noticias

Continúa votación en particular de proyecto que regula portabilidad financiera

Publicado el 11 de octubre del 2019

La Comisión de Economía espera finalizar la próxima semana la tramitación de la iniciativa que facilita de manera significativa el proceso de portabilidad financiera, permitiendo que los beneficiados cambien al proveedor de sus servicios financieros, sin necesidad de acudir al proveedor inicial.

Hasta el artículo 16 del proyecto de ley que regula la portabilidad financiera avanzó la Comisión de Economía en la tramitación de la iniciativa que facilita el proceso de portabilidad financiera, permitiendo que los beneficiados cambien al proveedor de sus servicios financieros sin necesidad de acudir al proveedor inicial y que, además, incorpora ajustes normativos que se traducirán en menores costos para el caso de subrogación real de crédito (boletín 12.909).

El último artículo en debate aprobado con indicaciones apunta al monto de capital del nuevo crédito, como explicó la diputada Sofía Cid (RN). “Cuando tú te cambiabas de una institución a otra el máximo que yo podía solicitar era el original del crédito. Me explico, si la garantía era de cien, el crédito era de 80 pero yo he pagado un par de años y hoy día debo 40 al cambiarme podía solicitar hasta 80 nuevamente”, relató.

Dijo que, en este punto, se incorporó, tras mucho diálogo, que si esta garantía al correr los años va mejorando y tiene mayor valor y la persona se cambia de institución, a lo mejor ya no vale 100, vale 150, por lo que, en tal caso, podría pedir, dependiendo de sus necesidades y flujos, poder pedir un crédito superior a los 80 que era originalmente.

“Dentro de eso se acordó que la portabilidad financiera, que disminuye los costos del conservador de bienes y del notario, se van a mantener hasta 80 y después este delta, que es de 80 a 120 o 140 que yo pudiese pedir ese delta, se va a considerar como un crédito nuevo para efectos de pago al conservador y notario. Es solamente esa diferencia”, detalló.

La legisladora resaltó que, hoy, sin la portabilidad, simplemente estas operaciones se vuelven a pagar, sin plazos ni disminución de costos:

Dudas y propuestas

El diputado Alexis Sepúlveda (PR) subrayó que la iniciativa busca dar mejores condiciones de negociación a quienes tienen un crédito o una cartera de crédito en una institución financiera, así como mayor facilidad y a menor costo, para el traslado de ese crédito a otra entidad.

Según detalló, una de las discusiones centrales que ha tenido este proyecto es si, a propósito de la renegociación de la deuda, es posible generar un crédito adicional; y también ponerse en el caso de que este proyecto no solo habla de las personas naturales -con las cuales ha existido una discusión en torno al nivel de endeudamiento o si abre una puerta al abuso-, sino también de las pequeñas y medianas empresas que no solo requieren renegociación, sino también la generación de recursos para capital de trabajo.

“En este sentido, hemos avanzado en la posibilidad de que efectivamente, con las garantías existentes en un mismo ejercicio con un menor costo que eventualmente si se considerará un crédito distinto la posibilidad que se puedan generar créditos adicionales al monto reprogramado”, acotó.

Si bien para el diputado Raúl Soto (IND) el proyecto contribuye a crear competencia, lo que eventualmente generaría condiciones favorables para los consumidores, espera que se adopten los resguardos necesarios para evitar cualquier tipo de abuso.

“Creo que esa es una preocupación que tenemos que tomar en esta tramitación, sobre todo cuando hemos conocido en este Congreso proyectos que han sido bastante polémicos al ojo de la luz pública por efectos indeseados que se han generado en tramitaciones, donde no hemos tenido una preocupación adecuada en esta materia”, sostuvo.

Por esa situación, dijo que plantearon un límite claro entre lo que es la portabilidad, es decir, la posibilidad de trasladar productos de una entidad financiera a otra y lo que es el refinanciamiento.