Noticias

Investigan casos de explotación sexual comercial de menores

Publicado el 16 de octubre del 2019

En el marco de la Comisión Investigadora sobre búsqueda de menores extraviados o desaparecidos, la Fiscalía Metropolitana Occidente informó que, desde 2017, han investigado 63 causas relacionadas con este delito, que muchas veces se confunde con la prostitución infantil.

Menores que han pertenecido a la red de protección del Estado en organismos del Sename o colaboradores han sido víctimas del delito de explotación sexual y comercial.

El delito es investigado desde enero de 2017 por la Fiscalía Metropolitana Occidente, por encargo de la Fiscalía Nacional, tomando como sustento hechos ocurridos desde 2013 en adelante. Se trata de 63 causas con nueve condenas, de las cuales cuatro se encuentran vigentes.

Para exponer sobre esta situación expusieron ante la comisión investigadora sobre menores extraviados o desaparecidos, el fiscal José Luis Perez; la fiscal adjunta de la Fiscalía de Alta Complejidad, Paola Zárate; y la sicóloga Carolina Salas, de la unidad de atención a las víctimas y testigos del Ministerio Público.

La fiscal Zárate explicó que, recién desde 2018, se habla de explotación sexual y comercial de niños, niñas y adolescentes (ESCNNA), delito que comprende el abuso sexual realizado por adultos, mediante el intercambio de dinero o especies y donde el menor accede a tener relaciones sexuales.

En este caso, existe violación de los derechos del niño y vulneración de la libertad de los y las menores, que son tratados como objeto sexual o mercancía, llegando incluso a extremos como trabajo forzado o esclavitud.

Perfil de los menores

Paola Zárate explicó que, en lo particular, existe en niños, niñas y adolescentes que son víctimas de explotación sexual comercial una situación de vulnerabilidad social y cultural que los lleva a este tipo de conductas, que afecta en 87 % a mujeres y en 13 % a hombres.

“Estamos ante menores que no tienen una figura o referente adulto que les brinde protección. La mayoría de ellas se encuentra en desescolarización. Asimismo, muchas de ellas consumen drogas, sustancias estupefacientes y sicotrópicas y forman parte de organizaciones relacionadas de esta misma forma", especificó la especialista en investigaciones de delitos sexuales contra menores.

Explicó que se trata de menores que están en una edad entre los 11 y 17 años y que suelen presentar desescolarización y privación sociocultural. "Es decir, no han recibido todas las herramientas suficientes para poder formarse como personas”, precisó.

Planteó que ser parte del comercio sexual es tomado por los y las menores como sobrevivencia y capacidad de conseguir alimento, vestuario y drogas. Entre los explotadores están los propios padres o personas cercanas al barrio que les facilitan drogas a cambio de sexo.

La fiscal señaló que, por primera vez, se dictó una sentencia donde se reconoce la explotación sexual comercial de NNA, con tres víctimas de distintos clientes en Lo Prado, una de las cuales es una menor que comenzó a los 10 años.

En cuanto a la caracterización de las víctimas, la sicóloga Carolina Salas, de la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos del Ministerio Público, señaló que la mayoría de las causas son de menores de 14 años.

Planteó que uno de los nudos problemáticos radica en la complejidad de la investigación por la particularidad de las víctimas, que en su mayoría viven en la calle por abandono de sus padres.

Por ello proponen modificar el Código Penal, ya que en las dificultades probatorias se confunde el delito con estupro, que no tiene intercambio de bienes.

Finalmente, el subsecretario de Servicios Sociales, Sebastián Villareal, informó que, tras encuestar a los menores en situación de calle, se determinó que existen 547 niños de entre cinco a 17 años en situación de calle, de los cuales, 131 son habituales.

Para abordar dicha situación, están solicitando en el presupuesto 2020, 1.130 millones para un nuevo programa que incluirá un recorrido de vinculación, centros recreativos diurnos, alojamientos transitorios durante todo el año y casas compartidas para superar la realidad calle.

Reacciones

El diputado Pablo Kast (Evópoli) valoró que se les explicara cuáles son los nudos principales que tienen en sus investigaciones, donde hay casos de organizaciones o de grupos de personas que someten a los niños al comercio sexual o a la trata de personas también y cómo ellos se han visto afectados por estos fenómenos que han ido incrementándose en los últimos años.

"Nuestra legislación tiene varios problemas en cuanto a las categorías y denominaciones de estos delitos y hacen muy poco efectiva la tasa de condenas y, de alguna manera, la eficiencia de justicia en estos casos”.

La Fiscalía no alcanzó a entregar respuesta a las y los diputados, que destacaron esta interacción que permitirá a la comisión elaborar las conclusiones y propuestas de su investigación.

“En todo este proceso de retroalimentación, cuando la Fiscalía nos entregue las respuestas, también nos van a entregar las sugerencias, del aporte que el Parlamento puede hacer para solucionar esta problemática en que están niños, niñas y adolescentes de calle donde, muchas veces, aquí nos han entregado testimonio de cómo son utilizados para el narcotráfico por explotación sexual", resaltó la diputada Francesca Muñoz (RN).

En este contexto, donde se aprecian realidades tan duras, dijo que esperan ser un aporte para mejorar esta situación.

En tanto, el diputado Raúl Saldívar (PS) observó que las situaciones escuchadas fueron verdaderamente conmovedoras y hasta escalofriantes y resaltó que todo ello forma parte de los insumos que van a ser útiles para que la comisión entregue su informe.

"Este episodio estuvo dedicado a los niños que están en esa condición. Informaciones acotadas al caso de niños, niñas y adolescentes que están en situación calle y que no están en hogares y que, por distintas causas, han caído en el mundo de la explotación”, acotó.