Noticias

Cámara analizó estado de la seguridad pública en el país

Publicado el 13 de noviembre del 2019

En la oportunidad se aprobaron nueve resoluciones con diversos llamados al Ejecutivo, entre otras materias, se reprocha la violación sistemática a los derechos humanos y se llama a respetarlas; solicitar el retiro de escopetas a balines; avanzar en un acuerdo de paz y aislar a los violentistas.

Guardando un minuto de silencio por las víctimas de los agentes del Estado a raíz de la actual crisis, la Sala de la Cámara de Diputados analizó en sesión especial, celebrada a partir de las 17:00 horas, el estado de la seguridad pública en el país.

Al encuentro estaba citado el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, quien se excusó vía oficio argumentando que debía atender cuestiones de su cartera en orden a la actual situación del país. Además, dijo que tenía absoluta conciencia de la importancia de la cita y de las labores de control de la Cámara de Diputados, por lo que manifestó su voluntad para comparecer en otra oportunidad.

Las excusas no fueron bien acogidas por algunos parlamentarios de la oposición, particularmente las bancadas PC y Mixto Liberal, Comunes e independientes, quienes solicitaron votar si la justificación tenía o no mérito. Efectuada la consulta, el resultado fue favorable al planteamiento del ministro por 71 votos a favor, 43 en contra y seis abstenciones.

Miguel Mellado (RN) dijo que, "quienes pensaron que esto se detendrían estaban equivocados y parece que tendremos para rato". Sostuvo que la actual situación "no se detendrá si no ponemos mano dura". "De nada ayuda que nosotros, para captar votos, le pongamos mordazas a nuestros policías (…) Nada justifica la violencia y menos la violación a los derechos humanos, pero hay que sancionar a quienes han causado daño (…) Quiero que se defiendan también los derechos de quienes quieren vivir en paz", afirmó.

Camila Rojas (Comunes), resaltó que, según cifras del INDH, en estas tres semanas se han registrados 93 víctimas de violencia sexual que han motivado diversas querellas en contra de las instituciones represoras. Asimismo, recalcó que se ha constatado diversas prácticas de detención que vulneran los derechos de las mujeres, así como también de personas pertenecientes a la comunidad LGTBIQ+, que van desde apremios a abusos sexuales. "No más violencia sexual", aclamó.

Juan Luis Castro (PS) recalcó que, anoche, se estuvo al borde de que se decretara de nuevo estado de emergencia y estimó fundamental saber si se está controlando el uso de la fuerza por parte de Carabineros. "Los reportes que nos entregan de los servicios de salud es que se insiste en disparar armas mutilantes (…) Mi llamado es a que el Presidente de la República entienda y comprenda que queremos que el país salga adelante, pero sin víctimas", reafirmó.

Sebastián Álvarez (Evópoli) consideró que "se convirtió la demanda social en una suerte de temporal que destruye los sueños de personas comunes y corrientes". Planteó que aquí se han terminado los sueños de mucha gente que sufre el dolor y que ve que nadie está sacando la voz por ellos. (..)"Qué vergüenza el espectáculo que hemos dado (..) Las voluntades están y el mensaje está claro. Hoy solo necesitamos paz para ponernos a trabajar en lo que la sociedad nos está pidiendo", acotó.

Mario Venegas (DC) pidió a sus colegas evaluar esta hora triste que vive el país con objetividad y no acorralarse en trincheras. Llamó a estar a la altura de las circunstancias que reconoce una verdad dolorosa: más de 20 muertes, más de tres mil detenidos y más de dos mil heridos. "Tenemos que hacernos cargo de eso (…) Pongamos lo mejor de nosotros; condenar las violaciones de los derechos humanos, pero construyendo un acuerdo", planteó.

José Pérez (PR) señaló que nadie puede estar en contra de las reuniones masivas o marchas, siempre que estas se hagan con responsabilidad y en orden, en un clamor ciudadano acumulado respecto a temas como el CAE, la necesidad de mejorar la salud pública y las pensiones. Pidió valorar y cuidar la democracia. "El llamado es a la unidad de todos los sectores; mirémonos con respeto para alcanzar los objetivos que demanda un país que quiere vivir en paz", agregó.

Boris Barrera (PC) se sumó a la preocupación que hay en el país por la violencia y expresó su deseo de que esta se termine. "Decirle al ministro que no somos los comunistas los responsables de la violencia y los saqueos. Acá se insiste en teorías estúpidas que provienen de quienes no saben lo que es vivir con trecientas lucas. (…) El pueblo de Chile está descontento y esto aumenta porque saben cómo viven los ricos y como distribuyen la plata y el poder (…). Hoy nuestro país nos demanda unidad y nosotros estaremos siempre dispuestos a poner de nuestra parte", remarcó.

Ignacio Urrutia (REP-UDI) dio las gracias a Carabineros de Chile y a la Policía de Investigaciones de evitar que no se saqueara más de lo que ya se hecho. Estimó que hay que sacarse el sombrero ante las policías y agradecerles porque están trabajando 14, 15 y 16 horas diarias, sin descanso, para evitar que los antisociales se tomen el país. "Carabineros está haciendo un gran esfuerzo por controlar la violencia en nuestro país", sentenció.

Loreto Carvajal (PPD), junto con criticar al Ejecutivo, reconoció que nadie imaginó que nuestra democracia estaría tan puesta en duda ni tampoco las connotaciones que alcanzó la crisis social. Dijo que el llamado transversal es a que esto acabe y a dar respuesta la gente que sostiene ese anhelo pero que también quiere explicaciones por los abusos cometidos y que no pueden dejar indiferentes.

Alejandra Sepúlveda (FRVS) sostuvo que “la violencia no puede ser aceptada ni validada, venga de donde venga”. En ese contexto, la parlamentaria señaló que la responsabilidad es de todos, porque no existen protocolos para actuar frente a este tipo de crisis. Pidió mayor fiscalización sobre los recursos aprobados en el Presupuesto de la Nación y llamó a poner mayor atención a ese gasto en la actual discusión presupuestaria.

En la oportunidad también intervinieron Jorge Brito (RD), Francesca Muñoz (RN), Tomás Hirsch (PH), Jaime Naranjo (PS), Diego Schalper (RN), Gastón Saavedra (PS), Leonidas Romero (RN), Miguel Ángel Calisto (DC), Pedro Velásquez (IND), Andrea Parra (PPD), Jorge Sabag (DC), Francisco Eguiguren (RN), Sebastián Torrealba (RN) y Pepe Auth (IND).

Ejecutivo

En representación del Ejecutivo intervino el ministro Secretario General de la Presidencia, Felipe Ward, quien valoró el encuentro y refrendó la facultad de la Cámara de Diputados para fiscalizar los actos del Gobierno. "Lo que estamos haciendo en esta sesión es un ejercicio necesario (…) A todos nos duele lo que ocurre en Chile", remarcó.

Dijo que es necesario comprender lo que ocurre en las calles, una manifestación social profunda donde la gente le entrega un mensaje a las autoridades. En dicho plano valoró la actitud expresada por el conjunto de la Cámara en orden a acoger el llamado a la paz y, respecto de las violaciones a los derechos humanos, junto con lamentarlas, aseguró que serán investigadas con rigor.

Finalmente, entre otros puntos, reconoció que la actual agenda social no es una respuesta integral a todos los temas, pero si un avance. Asimismo, se manifestó abierto a considerar otros aspectos que los distintos sectores estimen relevantes.

Resoluciones

En la oportunidad se presentaron ocho resoluciones, todas aprobadas con diversas votaciones. Entre los diversos puntos, se reprocha la violación sistemática a los derechos humanos y se llama a respetar las garantías de los ciudadanos; se solicita el retiro de escopetas a balines; y se pide avanzar en un acuerdo de paz y aislar a los violentistas.

Otras resoluciones van en la línea de solicitar al Presidente designar un fiscal especial para la investigación de aquellos delitos relativos a desórdenes públicos y maltratos a la autoridad; disponer de todas las medidas políticas, legislativas y administrativas para cesar con el estado de violencia en el país y recobrar la paz social.

Asimismo, se llama a promulgar el decreto que regule el uso de la fuerza en las intervenciones policiales para el mantenimiento del orden público, además de garantizar el pleno respeto de nuestra institucionalidad democrática y los derechos humanos en Chile.

Por último, se pide respaldar el llamado del Presidente a un acuerdo general para la unidad, la paz y justicia y para consignar una nueva Constitución, así como para apoyar la consulta masiva que realizarán las municipalidades del país.