Noticias

Gobierno ingresó indicaciones a ingreso mínimo garantizado para reponer proyecto original

Publicado el 02 de diciembre del 2019

La propuesta había sido modificada ampliamente en la Comisión de Trabajo, donde se elevó el tope del monto de la remuneración bruta mensual, de 370 mil a 550 mil 336 pesos, que deberá tener el trabajador para recibir el subsidio fiscal. Se proyecta que esta iniciativa sea vista por la Sala el próximo miércoles.

Con la participación del ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, la Comisión de Hacienda inició esta tarde el análisis del proyecto que crea un subsidio para alcanzar un ingreso mínimo garantizado (boletín 13041), iniciativa que se proyecta sea analizada por la Sala de la Cámara de Diputados el próximo miércoles 4 de diciembre.

El grupo parlamentario inició su debate acordando que en la presente jornada solo se realizaría la presentación de la propuesta por parte del Ejecutivo y su posterior discusión con los integrantes de la Comisión, para continuar con su análisis en la sesión de mañana, ocasión en que también sería votada.

En su presentación, el Ministro Sichel informó que fueron ingresadas indicaciones con el objeto de reponen el proyecto original que fue presentado en su minuto por el Gobierno y que fue modificado sustancialmente en la Comisión de Trabajo, por medio de propuestas que calificó como inadmisibles, dado que alteraron la idea matriz de la iniciativa e incurrieron en materia de gasto, que es una atribución exclusiva del Ejecutivo.

Cabe recordar que la citada comisión, entre los variados cambios que realizó al proyecto, la semana pasada, modificó el tope de la remuneración bruta mensual afecta a subsidio fiscal. Así, del monto original planteado de 370 mil pesos, se subió a 550 mil 336 pesos.

El secretario de Estado explicó a los legisladores que el proyecto crea un subsidio focalizado en personas de menores ingresos, que va directo al trabajador, a su cuenta rut, sin discriminar quién es el empleador, dado que el perfil de la asignación es el ingreso del trabajo.

Informó que la idea original era con tope en 350 mil pesos, pero que luego el proyecto fue ingresado con un margen más alto, alcanzando a los 370 mil pesos. Remarcó que aquellos trabajadores que reciben un ingreso mínimo recibirán un subsidio de 49 mil pesos que les permitirá llegar a los 350 mil pesos y que, de ahí en adelante, el aporte fiscal irá disminuyendo en la medida que el salario suba hasta alcanzar el tope ya señalado.

Sostuvo que esta iniciativa responde a una inquietud de las familias más vulnerables del país, que es donde está enfocado el beneficio, ya que se restan de él quienes pertenezcan a una familia ubicada en el decil más rico.

Sichel detalló que dos de cada tres beneficiados labora en una pyme y especificó que se proyecta que favorezca a cerca de 500 mil trabajadores, 220 mil con el subsidio máximo de 49 mil pesos y 280 mil con un margen diferenciado según su sueldo actual.

El ministro comunicó que la propuesta contempla medidas para evitar abusos y fraudes, tanto de la parte empleadora como de los propios trabajadores, por medio de la fiscalización que llevará a cabo la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso), contemplándose para este efecto la aplicación de sanciones penales y monetarias.

Finalmente, entre otros antecedentes, Sebastián Sichel informó que se contemplan ajustes proporcionales para aumentar los ingresos mínimos de los menores de 18 y mayores de 65 (su cálculo es diferenciados por ley) y afirmó que se trabaja para tratar de hacer vigente la aplicación de la ley al momento de su publicación, pese a que la norma plantee que esta será al primer día del cuarto mes siguiente a la fecha de su publicación.

En el debate, el oficialismo resaltó que el beneficio se aplique de manera directa por la vía de una transferencia al trabajador que gana el sueldo mínimo y fue claro en llamar a sus colegas a apoyar a la propuesta y hacer efectivo el subsidio lo antes posible.

En la oposición, en tanto, se cuestionó que se avance por medio de un subsidio y que no se proceda a realizar directamente un aumento del salario mínimo, utilizando los recursos públicos para entregar un apoyo a las pymes que se puedan ver afectadas. Lo anterior, especialmente considerando que el próximo año deberá acordarse un nuevo piso para el indicador salarial.

Otro punto de gran debate fue el tema de la admisibilidad del texto, donde se refutó por legisladores del oficialismo, pero también de la oposición, la correspondencia de abordar una redacción que contempla normas de clara inconstitucionalidad. El punto quedó pendiente de zanjarse en la sesión de mañana.