Noticias

Ex ministro de Justicia ofrece charla en la Academia Parlamentaria

Publicado el 22 de julio del 2009

El ex ministro de Justicia del Presidente Ricardo Lagos, Luis Bates Hidalgo, ofreció ayer una conferencia sobre el "lenguaje parlamentario", en un Seminario sobre Técnica Legislativa, organizado por la Academia Parlamentaria de la Cámara, que dirige el abogado Gonzalo Vicente.

En su charla, Bates se refirió a la importancia que tiene que el lenguaje empleado en el ámbito jurídico, especialmente en las leyes, sea llano, sencillo, simple, transparente y comprensible al ciudadano común, pues ello se vincula con el derecho a la comprensión y con el acceso a la justicia como valor esencial de la sociedad.

Añadió que la exigencia de un lenguaje llano se vincula con la profundización de la democracia, tema que goza de un gran desarrollo en los países de habla inglesa y en la Unión Europea.

Bates puso de relieve la gran distancia que existe entre el lenguaje que manejan los operadores jurídicos que conforman la “cultura jurídica interna” (legisladores, jueces, fiscales, abogados, auxiliares de la administración de justicia), con el lenguaje que emplean las personas que forman la “cultura jurídica externa”, es decir, aquellos que se aproximan al Derecho de un modo no profesional o no habitual, sino sólo ocasional.

Indicó que el lenguaje que emplean los operadores jurídicos “profesionales” resulta muchas veces incomprensible para los ciudadanos que deben recurrir a ellos o a los textos escritos por ellos, por ejemplo, textos legales, sentencias, contratos de adhesión tales como las pólizas de seguro, los contratos celebrados con las Isapres, entre otros.

Formas

Por otra parte, en una segunda conferencia, el profesor Manuel Núñez Poblete, Director de la Escuela de Derecho de la Universidad Católica del Norte y profesor de Derecho Constitucional, se refirió a la forma de la ley.

Al respecto, señaló que debe tenerse presente que las leyes se forman no sólo con lenguaje jurídico, o técnico-jurídico, sino también con lenguaje político que muchas veces tiene una finalidad simbólica, pedagógica o propedeútica.

Núñez se refirió al preámbulo o fundamento de la iniciativa legal y a la conveniencia de fundamentar las indicaciones; al título o nombre de la ley y la coherencia que ha de tener con su contenido normativo; a su estructura o sustancia (ámbitos territorial, temporal y material de vigencia, y contenido preceptivo); a su estructura formal (división de sus partes en libros, títulos, capítulos, secciones, artículos, párrafos, incisos, etc.); a la estilística normativa (el lenguaje debe ser claro, preciso, conciso, de nivel culto, pero accesible; al uso de mayúsculas y al manejo de las referencias).

Pauta

El profesor Núñez sugirió, como control de técnica legislativa, aplicar la siguiente pauta a un proyecto de ley determinado.

¿Es el título de la ley suficientemente explicativo de su contenido?

¿Es el título de la ley coherente con su contenido?

¿Es el lenguaje del proyecto claro, conciso y preciso?

¿Es el orden de la ley funcional a su inteligencia o comprensión?

¿Contiene el proyecto disposiciones descriptivas o no prescriptivas?

¿Contiene el proyecto disposiciones que repiten el contenido de otros cuerpos normativos?

Miércoles 23 de julio de 2009