Noticias

Comisión de Recursos Naturales concluyó investigación a termoeléctrica Los Robles y presentará conclusiones y propuestas a la Sala

Publicado el 19 de noviembre del 2009

La instancia legislativa fue mandatada para verificar el cumplimiento de la normativa ambiental vigente y determinar las eventuales responsabilidades involucradas en la evaluación del proyecto "Central Termoeléctrica Los Robles", de AES Gener, ubicada en la comuna de Constitución y que fue aprobada por la COREMA del Maule el año 2008.

Tras once meses de investigación, los miembros de la Comisión de Recursos Naturales, que preside el diputado Roberto Sepúlveda (RN), concluyeron el análisis e indagación de las circunstancias en que se aprobó el proyecto de construcción de la Central Termoeléctrica Los Robles, de AES Gener, en el sector de Punta Pacoco, comuna de Constitución.

En el proceso de investigación la Comisión recibió en audiencia a los representantes de las distintas organizaciones e instituciones que se verán afectadas con la construcción de esta termoeléctrica, de una capacidad total de 750 MW brutos de potencia y que utilizará carbón bituminoso o sub-bituminoso como combustible.

Durante su trabajo los parlamentarios citaron a los directores nacionales de los servicios y a las autoridades de la Región del Maule comprometidas en la evaluación ambiental del proyecto, así como algunos secretarios de Estado cuyas carteras tuvieron alguna injerencia en la evaluación.

Al respecto, el diputado Roberto León (DC) señaló que “no cabe ninguna duda y la única conclusión a la que nosotros podemos llegar es que nunca se pudo haber autorizado la construcción de la planta termoeléctrica Los Robles”.

Agregó el parlamentario que “personalmente propuse que dada la gravedad de los antecedentes que hemos tenido a la vista, la Fiscalía de la Región del Maule tiene que conocer estos antecedentes para ver si ahí hubo o no la comisión de algún delito”.

Por su parte, el diputado Enrique Accorsi (PPD) sostuvo que “toda la evaluación ambiental y las proposiciones de la empresa no son para validar el proyecto; hay muchas cosas pendientes, hay estudios insuficientes, muchas de las cosas se dan por hecho pero no hay respaldo científico ni técnico”.

En tanto, el presidente de la Comisión, diputado Roberto Sepúlveda (RN), señaló que “a pesar de que pusieron objeciones al titular del proyecto, con condiciones para que fuera aprobado, ninguna de esas condiciones fueron subsanadas”. Añadió que “curiosamente aparecen los servicios después aprobando algo que ni siquiera tuvieron a la vista. Eso nos parece tremendamente grave”, puntualizó.

Como ejemplo, el parlamentario mencionó que a la Gobernación Marítima de la zona, el titular del proyecto le informó que capturarían un metro cúbico de agua de mar, que pesa aproximadamente 1.025 kilos, pero la empresa devolvió ese metro cúbico con más de dos toneladas. “Nadie se percató de que hay una diferencia de prácticamente el doble, que significa que trae material de contaminación, restos o sedimentos o bien es un error garrafal”, expresó.

“En resumen, creemos que aquí ha habido situaciones muy oscuras, muy lamentables y nosotros vamos a ejercer nuestra función fiscalizadora”, prosiguió el diputado, manifestando que “vamos a colocar los antecedentes en manos de la Contraloría General de la República, del Ministerio Público y también del Consejo de Defensa del Estado (…) ese Estudio de Impacto Ambiental, a nuestro juicio, debiera ser absolutamente nulo”, concluyó.

Conclusiones

Las principales conclusiones del análisis de la documentación relativa a la visación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) entregado por AES Gener -titular del proyecto Central Termoeléctrica Los Robles- señalan que existen áreas no resueltas que afectarían el medioambiente en una zona en que se desarrolla fuertemente el turismo, la agricultura y la pesca artesanal.

De los impactos sobre el medio ambiente

La información entregada por la empresa -de acuerdo al informe técnico de la Comisión- no garantiza que el proyecto no afectará el medio ambiente ni los medios de subsistencia tanto de agricultores como de pescadores.

A pesar de las pruebas contundentes del cambio climático global y las proyecciones entregadas por los modelos climáticos, el EIA no considera ningún escenario futuro y todas las problemáticas son abordadas como si el clima de la región fuese estable. En consecuencia, no se consideran mecanismos que confieran plasticidad y capacidad de respuesta al proyecto frente al clima predicho por los modelos climáticos en 20, 30 o 50 años en el futuro

Del procedimiento de aprobación del EIA

El informe agrega que la actual estructura del proceso de aprobación del EIA dificulta el análisis de las respuestas del titular a las observaciones enviadas por los evaluadores, porque aquel envía sus respuestas en un consolidado en el que no es fácil ubicar la respuesta a una determinada observación.

De las instituciones/servicios que participaron en la evaluación del EIA

Se desprende del análisis de los intercambios entre el titular y las instituciones/servicios que, aunque estos habitualmente insistan en algunas observaciones no satisfechas plenamente o planteen nuevas observaciones, no analizan en profundidad y con espíritu crítico las respuestas recibidas. Son particularmente deficientes en la identificación de los supuestos que subyacen a las respuestas del titular y tienden a aceptarlas sin mayor análisis.

Propuestas y Mejoras

El informe sugiere que los estudios especializados deberían ser realizados por empresas seleccionadas vía propuesta pública convocada por la COREMA correspondiente y tanto los informes de avance como los resultados finales deberían ser entregados directamente a ella. El titular debiera sólo proveer el financiamiento.

Todas las observaciones con sus correspondientes respuestas (servicio por servicio) deberían estar en el expediente del proyecto que mantiene el SEIA en su página web.

Asimismo, se indica que se debiera autorizar a las gobernaciones para presentar observaciones de carácter técnico, aun cuando no sean entes técnicos y/o los proyectos vayan a ser desarrollados en una provincia colindante. Para ello pueden apoyarse en organizaciones externas como universidades, laboratorios, entre otros.

También se plantea que se debe exigir que los EIA consideren los efectos del proyecto en los escenarios planteados por modelos de cambio climático validados internacionalmente, en un horizonte temporal no inferior al período máximo de duración del proyecto.

Jueves 19 de noviembre de 2009