Noticias

Cámara aprueba proyecto que crea órgano administrador de la portabilidad numérica

Publicado el 11 de agosto del 2010

Los diputados René Manuel García (RN) y Víctor Torres (DC) valoraron la aprobación de la iniciativa manifestando que ella permitirá ampliar la competencia en el mercado telefónico y con ello favorecer un mejor servicio a los usuarios.

Con 93 votos a favor, la Cámara de Diputados aprobó y despachó al Senado el proyecto de ley de iniciativa del Gobierno que crea un organismo que se hará cargo de la administración de la base de datos centralizada sobre la que funcionará el sistema de portabilidad numérica.

La portabilidad numérica permite a los usuarios mantener su número telefónico con independencia de la compañía de telecomunicaciones a la que estén suscritos y por lo mismo puede ser retenido por los clientes aunque se cambien de empresa suministradora.

Este proyecto de ley (boletín 6964) incorpora una norma a la Ley General de Telecomunicaciones con el fin de crear un organismo administrador para la implementación de esta portabilidad. Para ello se establecen las características fundamentales relativas a las funciones y financiamiento del organismo, así como los principios a que deberá sujetarse en su ejercicio, entregando a un reglamento -que se dictará con posterioridad- la definición de los elementos complementarios.

La portabilidad numérica permitirá aumentar la competencia en las comunicaciones telefónicas debido a que disminuye la barrera de salida desde el punto de vista regulatorio, con lo que obliga a los operadores a aumentar la eficiencia en la atención y retención de sus usuarios. Más de sesenta países han adoptado la portabilidad numérica, sea móvil, fija o de ambas. En Latinoamérica ya la implementaron países como Brasil, México, Perú y Ecuador, y se encuentra en etapa de implementación en República Dominicana y Panamá.

Actualmente los proveedores de servicios telefónicos reconocen a qué compañía se ha discado. Con la portabilidad, en cambio, el operador que origina la llamada no podrá saber en qué operador se encuentra el usuario llamando y si éste último se cambió. Para saberlo, es necesario realizar una consulta a una base de datos de números y ese es el objetivo de este proyecto.

La base de datos será administrada por un Organismo Administrador de la Portabilidad (conocido como ABD) y será única y centralizada, con el propósito de disminuir los eventuales problemas de sincronización. Cada llamada consulta la base de datos para conocer el código del operador de destino y de esta forma encaminar correctamente la llamada, pues la base será actualizada cada vez que un usuario se cambie de compañía.

La inversión del ABD se financiará a partir de los aportes de los operadores, en función de la numeración asignada, mientras que los costos de explotación lo serán a partir de las transacciones.

El Organismo Administrador de la Portabilidad debe proveer los mecanismos de consulta a la base de datos de forma eficiente y no discriminatoria.

La designación del ABD se efectuará vía licitación por parte de los operadores, previa aprobación de las bases por la Subsecretaría de Telecomunicaciones, entidad que desarrollará un reglamento para normar el procedimiento de licitación y todo lo relativo a la instalación, funcionamiento y financiamiento del ABD.

El financiamiento del órgano administrador será proporcional y mixto en base a aportes de los concesionarios y las transacciones que realicen los suscriptores y usuarios.

A través de los artículos transitorios, una vez que la ley entre en vigor, se establecen 60 días de plazo para que la industria entregue las bases de licitación a la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) y una vez aprobadas dentro de 60 días las operadoras deberán llamar a licitación. Vencido este plazo, la Subsecretaría de Telecomunicaciones, podrá llamar a licitación en nombre de las operadoras.

Según el Gobierno, este proyecto puede generar una gran competencia entre los concesionarios de internet, telefonía fija y celular, por cuanto el número se podrá llevar a cualquiera de estas plataformas. Si se consideran las empresas que actualmente participan de estos mercados, se prevé que serán de ocho a diez los posibles proveedores del servicio.

En la discusión en la Sala, la mayoría de los diputados manifestó su apoyo a la iniciativa señalando que viene a satisfacer un viejo anhelo de los usuarios de que en este mercado exista más competencia, favoreciendo con ello un mejor servicio y menores costos.

Sin embargo, algunos parlamentarios reclamaron una mayor intervención de la Subtel en el llamado a licitación para el organismo y su fiscalización. También plantearon sus reservas respecto a que esté debidamente protegida la privacidad de las personas con el reguardo de la base de datos con sus números telefónicos.

Asimismo, hubo críticas a los operadores por demorar la implementación de la portabilidad en circunstancias que la tecnología estaba disponible desde hace años.

El presidente de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones de la Cámara, diputado René Manuel García, destacó la unanimidad con que los diputados aprobaron el proyecto de portabilidad numérica señalando que este “materializa un anhelo largamente esperado por los usuarios de telefonía móvil”.

Asimismo, explicó que “a nosotros como parlamentarios estos proyectos nos interesan mucho, puesto que les permitimos a los usuarios contar con una mayor competencia en el mercado de las telefonías. Además, como la operación será rápida y sin mayores complicaciones para los usuarios, prácticamente el número telefónico será como un RUT”.

El presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, diputado Víctor Torres (DC), manifestó su satisfacción por la aprobación del proyecto "que permitirá que millones de usuarios de telefonía puedan mantener su número telefónico con independencia de la compañía de telecomunicaciones a la que estén suscritos".

Torres señaló al respecto que si bien el trabajo fue intenso en la Cámara, “esperamos que el Senado ratifique esta decisión de los diputados y que muy pronto la anhelada portabilidad numérica sea una realidad en Chile”.