Noticias

Ministro Pérez expuso lineamientos de nuevo Ministerio de Ciudades, Vivienda y Desarrollo Territorial

Publicado el 21 de junio del 2013

Ante la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados, Rodrigo Pérez explicó que esta nueva cartera, que fusionará Vivienda con Bienes Nacionales, será la encargada de la fijación de reglas y la formulación de políticas nacionales sobre planificación y gestión urbana y territorial, sobre instalaciones de infraestructura, además de proyectos u obras de carácter estratégico o de importancia nacional establecidos por ley.

En línea con acciones desarrolladas bajo la administración de Ricardo Lagos y conforme a propuestas presentadas en el marco de la reforma urbana (2001) y por parte de la Comisión Asesora Presidencial para una nueva política nacional de desarrollo urbano (2012-2013), el Ministro de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Pérez, presentó ante la Comisión del ramo de la Cámara de Diputados los lineamientos del proyecto que crea el Ministerio de Ciudades, Vivienda y Desarrollo Territorial.

El Secretario de Estado explicó que esta nueva cartera, que fusionará los Ministerios de Vivienda y Urbanismo y de Bienes Nacionales, será la encargada de la fijación de reglas y la formulación de políticas nacionales sobre planificación y gestión urbana y territorial, sobre instalaciones de infraestructura, además de proyectos u obras de carácter estratégico o de importancia nacional establecidos por ley.

Le corresponderá también la supervisión del cumplimiento de las reglas de planificación en los instrumentos de los demás niveles, además de decidir sobre el financiamiento e implementación de las obras con financiamiento estatal de importancia o alcance nacional.

Indicó que los objetivos del proyecto de ley de fusión son crear un Ministerio con un rol predominante en la coordinación de la acción del Estado sobre la Ciudad y el Territorio; adaptar la estructura orgánica del Estado a los futuros cambios y necesidades del país (menor importancia del déficit habitacional y mayor demanda ciudadana por inversión en ciudad y aprovechamiento de territorio); fortalecer la capacidad de gestión del Ministerio de Bienes Nacionales, limitada por su reducido tamaño y ausencia de un brazo ejecutor de sus políticas; y actualizar las facultades ministeriales, fortaleciéndolos y adecuando el mandato legal de ambos a las necesidades actuales y futuras.

Asimismo, acotó, se espera equilibrar el foco ministerial; modernizar la estructura regional y en sintonía con la creciente importancia de los Gobiernos Regionales, quienes pueden mandatar a los servicios regionales para la ejecución de sus programas; y fortalecer al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad respecto de aquellos instrumentos de ordenamiento territorial que hoy se encuentran fuera del ámbito de sus competencias y donde el nuevo Ministerio tiene un rol predominante.

Ante la Comisión que dirige la diputada Claudia Nogueira (UDI), el Ministro explicó que el organigrama de la nueva cartera considera una Subsecretaría que buscará asegurar la coherencia en la formulación de políticas y su implementación en el territorio. Bajo ésta se ubicarán cinco Divisiones: Acceso a la Vivienda (subsidios, normas técnicas, planificación y estudios habitacionales, registros técnicos y regularización de la pequeña propiedad raíz); Obras Urbanas (proyectos de obras urbanas, recuperación de barrios, planificación y estudio de obras urbanas y parques urbanos); Territorio y Mar (planeamiento y normas territoriales urbanas, gestión de bienes, catastro, litoral, información territorial y estudios territoriales); Fiscalía (legislativo-normativo, jurídico, fiscalización y contraloría-transparencia); y Administración y Finanzas (RRHH, finanzas y servicios generales, informático, comunicaciones y atención al ciudadano y control de gestión).

Ventajas

Según expuso el Ministro Rodrigo Pérez a los diputados de la Comisión de Vivienda, el nuevo Ministerio revitalizará las áreas comprendidas en las actuales carteras de Bienes Nacionales y de Vivienda y Urbanismo, al ampliar y modernizar las funciones de acuerdo a los nuevos requerimientos del país y considerando el inminente fin de las necesidades habitacionales tradicionales. Además, entregaría la posibilidad de administrar el territorio con un fin beneficioso para el país, siguiendo políticas claras y de largo plazo.

Asimismo, se respondería al clamor ciudadano y social de abordar la ciudad y el territorio de una manera integrada y no sectorial; se releva los Departamentos Ministeriales, que pasarán a ser verdaderas subsecretarías, con mayores responsabilidades y atribuciones; se crea una estructura formal que permite de forma orgánica enfocar los esfuerzos ministeriales de manera equitativa, dejando atrás la mirada viviendista que ha primado en la historia del MINVU; y se revitalizan y potencian las labores relativas a Bienes Nacionales, con un enfoque de administración de los bienes nacionales dentro de una políticas publica de largo aliento.

El proyecto también contempla clarificar la función ejecutora de los servicios regionales, reconociéndoles su autonomía y su labor en la implementación de los planes ministeriales, sirviendo como unidad técnica a los Servicios Públicos Regionales; incorpora el ítem de Obras Urbanas en la Orgánica Ministerial; se abre la posibilidad de convertir a los Servicios Regionales en unidades técnicas para la ejecución de infraestructura urbana, como por ejemplo la edificación publica institucional; y se reconocen atribuciones relativas a construir y administrar parques urbanos al alero de los servicios regionales y sujetos a la cooperación técnica del Parque Metropolitano de Santiago.

La iniciativa además considera posibilidades de mejora en la carrera funcionaria (mayor importancia de los Departamentos y mayor tamaño del nuevo Ministerio); promueve la coherencia en la dictación de políticas publicas (solo un Ministerio con solo una Subsecretaría); elimina competencias anacrónicas y formaliza atribuciones que ya se utilizaban pero que no contaban con un respaldo legal sólido; y genera una mayor coordinación interministerial, al entregar facultades al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad (se incluyen acciones en el Áreas de Desarrollo Indígena, autodestinaciones con fines de conservación, zonas típicas y pintorescas en zonas rurales, zonificación del borde costero y espacios costeros marítimos de pueblos originarios, entre otros).

Finalmente, adelantándose a una permanente preocupación de los diputados frente a cambios en la institucionalidad pública, el Ministro sostuvo que “todos los funcionarios titulares de planta, contrata y honorarios serán traspasados en su misma calidad”. Además, afirmó que el traspaso no podrá significar la pérdida de empleo, disminución de remuneraciones o bonificaciones, derechos previsionales o cambio de residencia del funcionario y, en caso en que no sea posible encasillar a un funcionario en la nueva planta, se mantendrá a la persona en el cargo, el cual seguirá existiendo hasta su total extinción, sin que sea proveído nuevamente.