Noticias

Sala de la Cámara analizará mañana proyecto de TV digital

Publicado el 01 de julio del 2013

La iniciativa, que lleva más de cuatro años de trámite en el Congreso Nacional, presenta variados cambios respecto de lo que despachó la Cámara de Diputados hace dos años.

En primer lugar de la tabla de mañana, martes 2 de julio, se analizaría el proyecto (boletín 6190) que permite la introducción de la televisión digital terrestre en nuestro país, iniciativa que se encuentra en tercer trámite legislativo y respecto de la cual el Senado efectuó múltiples cambios, tanto de forma como de fondo.

La propuesta, que se encuentra con calificación de suma urgencia (quince días como máximo para el trámite) y que contiene disposiciones de quórum calificado (requiere del voto afirmativo de la mitad más uno de los legisladores en ejercicio), ingresó como mensaje el 6 de noviembre de 2008 y fue despachado por la Cámara de Diputados al Senado el 6 de abril de 2011.

Cabe recordar que el proyecto, presentado originalmente bajo la administración de Michelle Bachelet y perfeccionado por el actual Gobierno de Sebastián Piñera, contempló dentro de sus bases el propósito prioritario de generar todas las condiciones normativas necesarias para que la digitalización efectiva de las señales televisivas chilenas se consigan en el menor tiempo y con la mayor cobertura y calidad posibles y con una perspectiva de acceso universal.

El Senado introdujo al proyecto una definición de titularidad del espectro radioeléctrico, estableciendo que “es un bien nacional, cuyo dominio pertenece a la Nación toda”. En esta línea, determinó que “su uso y goce está orientado a satisfacer necesidades públicas y colectivas de toda la sociedad”; que “ninguna persona natural o jurídica puede atribuirse o pretender el dominio de todo o una parte del espectro radioeléctrico”; que “las concesiones que se otorguen a personas naturales o jurídicas son, por esencia, temporales; y que “los beneficiados con una concesión podrán pagar al Estado el justiprecio por el uso y goce de la misma en conformidad a esta ley”.

También se incluyó en la iniciativa una norma que prohíbe a los permisionarios de servicios limitados de televisión emitir o retransmitir, por cualquier medio, en su oferta programática, señales pertenecientes a los concesionarios de radiodifusión televisiva de libre recepción, sin la expresa autorización de estos. “La emisión y retransmisión de tales señales dará al concesionario el derecho a una retribución, que deberá ser acordada previamente por las partes”, especifica el artículo.

Entre los aspectos modificados se encuentra el rol del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), entidad encargada por ley de supervigilar y fiscalizar por el correcto funcionamiento de los contenidos de las emisiones (las materias técnicas serán normadas y supervisadas por la Subsecretaría de Telecomunicaciones).

Dentro de sus funciones, el Consejo deberá velar por “el permanente respeto, a través de su programación, de la democracia, la paz, el pluralismo, el desarrollo regional, el medio ambiente, la familia, la formación espiritual e intelectual de la niñez y la juventud, la dignidad humana y su expresión en la igualdad de derechos y trato entre hombres y mujeres, así como el de todos los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución y en los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes”.

Junto con establecer la precisión de algunos de los términos asociados al deber del Consejo, se efectuaron ajustes a la forma de designación de los miembros de esta entidad, las inhabilidades al cargo y la forma en que el organismo operará en el futuro, entre otras normas.

El Senado también efectuó cambios en torno a las condiciones de operación de los fondos manejados por el CNTV; sobre la organización y funcionamiento de los comités asesores en materia de televisión; respecto de los concursos públicos y el sistema de concesiones; y en materia de sanciones y multas.

Entre otras normas, se estableció que los concesionarios deberán transmitir a lo menos cuatro horas de programas culturales a la semana y se fijó la obligación para los concesionarios y los permisionarios de servicios limitados de televisión a transmitir campañas de utilidad o de interés público.

La Cámara de Diputados también contempla en su tabla la posibilidad de discutir el proyecto (boletín 8828) que modifica la Ley General de Urbanismo y Construcciones en materia de afectaciones de utilidad pública de los planes reguladores, respecto del cual sería informante de la Comisión de Vivienda el diputado Pedro Browne (RN); y el mensaje (boletín 8815) que otorga a los funcionarios del INDAP condiciones especiales para la bonificación por retiro voluntario, el cual sería informado por la diputada Alejandra Sepúlveda (Indep.), en representación de la Comisión de Agricultura, y por el diputado José Miguel Ortiz (DC), por parte de la Comisión de Hacienda.

Finalmente, en cuarto lugar se ubicaría el informe de la Comisión de Salud en calidad de investigadora de la gestión financiera de CENABAST y de los Servicios de Salud y de la presencia de la bacteria Clostridium Difficile en la Asistencia Pública, respecto del cual sólo está pendiente la votación.