Posted on:

Reglas sobre el uso de la fuerza abre el debate en comisiones

En la sesión las ministras del Interior y Defensa explicaron los alcances de la norma y aclararon inquietudes por parte de las y los parlamentarios.

Durante la jornada se desarrolló la segunda sesión de las comisiones unidas de Constitución y Seguridad Ciudadana. La instancia se constituyó para analizar el proyecto sobre el uso de la fuerza para las policías y fuerzas armadas en funciones de orden público (boletín 15805).

En la sesión, participaron la ministra del Interior y Seguridad Pública, Carolina Tohá, y de Defensa, Maya Fernández. La ministra Tohá profundizó el contenido de la norma que presentó en la sesión anterior. Expresó que la iniciativa se hace cargo de una deuda respecto de la protección del buen ejercicio policial. Señaló que responde a una solicitud de las instituciones involucradas, del Instituto de Derechos Humanos y de parlamentarios de elevar las reglas a rango legal.

La autoridad repasó el significado de cada uno de los principios, deberes, grados y etapas contempladas en el articulado del proyecto. Junto a esto, se refirió a las normas especiales consideradas para las fuerzas armadas cuando cumplan funciones de orden público. En su relato, enfatizó que cada principio y deber está supeditado al resguardo de la vida e integridad de las policías y terceros. Y, junto a esto, se debe asegurar la superioridad del personal del Estado.

Aclaraciones

Tras la presentación, la ministra también se refirió a algunas inquietudes que se han expresado tras el anuncio del proyecto. Aclaró que la norma no es un retroceso frente a la llamada Ley Naín-Retamal, sino que un complemento. Esto, porque no modifica las presunciones legales sobre legítima defensa incluidas en ese cuerpo legal.

Igualmente, aclaró que el uso proporcional de la fuerza no exige la igualdad de los medios empleados. Agregó que el texto en debate busca asegurar la superioridad del personal y resguardar su seguridad y la de terceros. En cuando a la racionalidad, también se señala que no requiere de una igualdad en los medios.

Junto a lo anterior, enfatizó que las etapas del uso de la fuerza no siguen, necesariamente, un orden secuencial. Sino que aumentan o disminuyen de acuerdo a los grados de resistencia o agresión. “Si a Ud. le están disparando no hay espacio para ninguna gradualidad, parte disparando no más”, ejemplificó.

Debate

Tras la presentación de la ministra, se dio paso al desarrollo de preguntas y comentarios respecto de la norma. Desde la oposición, se plantearon diferentes criticas y cometarios sobre el contenido y la tramitación del proyecto.

Por un lado, los diputados Diego Schalper (RN) y Jorge Alessandri (UDI) cuestionaron que el proyecto fuera similar al presentado por parlamentarios de RD (boletín 14033), en 2021. Adicionalmente, se lamentó que la norma no fuera diferenciada entre las Fuerzas Armadas y las policías. Frente a esto la ministra respondió que, “a igual procedimiento no parece justificado tener una norma distinta”. Esto sólo se refiere a orden público, precisó.

En tanto, el diputado Luis Sánchez (PREP) criticó que la norma contemple disposiciones diferenciadas para el uso de la fuerza. Por ejemplo, en el caso de niños, niñas y adolescentes, personas detenidas y en situación de vulnerabilidad. “Una persona con una pistola en la mano, con una ametralladora en la mano me da lo mismo la edad que tenga; si es hombre o mujer (…) resulta irrelevante. Porque lo único relevante acá es el peligro que esto genera para un carabinero o nuestras fuerzas armadas”, planteó.

Los representantes de los partidos del Gobierno hicieron un llamado a realizar un debate responsable. Asimismo, hicieron consultas sobre por qué no se incluyó a Gendarmería y las diferencias entre armas letales y potencialmente letales.

Frente a esto, la ministra explicó que, respecto de Gendarmería, quedan fuera porque el contexto es diferente, al tratarse de personas privadas de libertad. En cuanto al armamento, indicó que las policías cuentan con elementos que, sin ser letales, pueden causar la muerte (como los bastones).

La instancia volverá a reunirse la próxima semana con el objetivo de que la ministra Tohá continúe respondiendo las inquietudes de las y los parlamentarios.