Noticias

Diputados solicitaron apurar ley que prohíbe a familiares revocar la decisión hecha por donantes de órganos

Publicado el 13 de julio del 2016

Tras una visita a la joven Jacinta Zañartu, quien requiere de un doble trasplante, los diputados Miguel Ángel Alvarado y Daniel Farcas plantearon que el Estado debe impulsar una política pública que permita importar órganos desde países vecinos, con el objetivo de mejorar las bajas cifras de donación que tiene Chile.

Un llamado al Gobierno a que le otorgue urgencia al proyecto que propone declarar irrevocable la decisión de aquellos que en vida deciden ser donantes, impidiendo que las familias o terceras personas modifiquen la medida, realizaron los diputados del PPD, Miguel Ángel Alvarado y Daniel Farcas, tras visitar y conocer en detalle el estado de Jacinta Zañartu, la joven de 17 años que es prioridad nacional para un doble trasplante de corazón y pulmón.

“La actual ley tiene un resquicio que permite que un familiar directo revoque esa decisión. Entonces, nos encontramos con una negativa amparada en razones culturales, religiosas o filosóficas que transforman en letra muerta la decisión de las personas”, planteó Miguel Ángel Alvarado.

El legislador resaltó que más de 10.000 chilenos han concurrido a notarías para afirmar su deseo de no ser donantes lo que consideró una problemática radicada en la educación y solidaridad, que va más allá de las leyes. "Pero también creo que, como Estado, debemos apoyar y poner el tema en discusión, porque no podemos seguir esperando y lamentándonos por la falta de donaciones en el país”, evaluó.

El diputado Daniel Farcas remarcó que, en Chile, mueren 100.000 personas al año, de las cuales 2.000 son potenciales donantes. Sin embargo, puntualizó, de esa cifra solamente 120 terminan entregando sus órganos. "Esto es un grave problema, ya que tenemos casi 1.800 personas que pudiendo donar y no lo hacen, por lo tanto, nuestro esfuerzo va a estar encaminado a que el Gobierno le ponga urgencia a este cambio de ley y avancemos en esta materia", alentó.

Los diputados también apuntaron a la posibilidad que desde el Estado se promueva la importación de órganos, debido a que las cifras muestran que, por ejemplo, Argentina o Uruguay presentan cifras muy superiores a Chile en términos de donación.

"La importación hoy no tiene limitantes legales, salvo que el proceso debe estar mediado por tratados internacionales, para que sea transparente. Las capacidades técnicas existen y tendremos que trabajar por tratar de impulsar esta idea. En Europa los órganos viajan entre diferentes países y en Latinoamérica podríamos hacer algo similar", indicó Alvarado.

Para Daniel Farcas, el objetivo de dicha propuesta es que haya una acción de coordinación, tal como se ha hecho en otras materias. "Si nos hemos integrado en términos económicos con el mundo entero, particularmente con Latinoamérica, ¿por qué no hacerlo en algo tan importante como es la donación de órganos?", acotó Farcas.