Noticias

Avanza proyecto sobre derecho de las mujeres a una vida libre de violencia

Publicado el 15 de marzo del 2017

La iniciativa, que se encuentra en trámite en la Comisión de Constitución, se enmarca en una seguidilla de casos de agresión como el de Nabila Rifo, mujer golpeada y a la que le extrajeron sus globos oculares el 14 de mayo de 2016.

La Comisión de Constitución abrió su ciclo de audiencias para conocer en detalle los planteamientos de las diferentes organizaciones en torno al proyecto de ley sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia (boletín 11077).

Lo anterior, se enmarca en el contexto de las constantes agresiones que han afectado a mujeres de todas las edades, y de los diversos pronunciamientos por fortalecer la estructura que hoy protege a las mujeres en nuestro país.

El proyecto pretende, entre otras cosas, ampliar el concepto de femicidio, que actualmente se encuentra limitado según la ley a las relaciones de cónyuge y a situaciones de violencia que ahora no tienen castigo, es decir, el femicidio entre convivientes civiles y durante el pololeo.

“Me parece que es un avance importante en nuestra legislación y estoy absolutamente dispuesta a tener este debate y a colaborar y contribuir a que salga un proyecto lo mejor posible y así tener la anhelada y tan hablada igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres en nuestro país”, expresó la diputada Marisol Turres (UDI).

El diputado Leonardo Soto (PS), en tanto, destacó la experiencia internacional que rescata la iniciativa, además de los compromisos que, aseguró, el Estado chileno tiene que adoptar. “Hay varias convenciones internacionales que hoy día se están materializando en este proyecto de ley (…). Además, la estructura que tiene este proyecto, en cuanto no distingue entre hombre y mujer, constituye también un adelanto y una anticipación para que esta legislación pueda durar muchos años”, resaltó.

Deudas pendientes

Desde Fundación Humanas, Camila Maturana destacó la iniciativa argumentando que es un proyecto sumamente esperado por las organizaciones de mujeres, puesto que desde hace muchos años el Estado mantiene pendientes numerosas obligaciones en materia de derechos humanos de las mujeres.

“Lo que se quiere es que el conjunto de los órganos del Estado asuman su parte en esta tarea tan importante, dada la gravedad que tiene la violencia contra las mujeres y la magnitud del problema. Precisamente, se requiere que el conjunto de los órganos del Estado asuman su rol en la prevención, en la sanción y en la reparación de las víctimas”, indicó.

Preguntada por el caso de Nabila Rifo, Maturana aseguró que allí se ha mostrado con mucha claridad y dramatismo hasta dónde puede llegar la violencia machista.”Este caso ha sido bien paradigmático en mostrar los estereotipos que existen frente a las víctimas. Hemos visto en los dos días de juicio cómo permanentemente se ha planteado la forma de ser de Nabila, más que la agresión y qué pruebas hay contra el agresor”.

En tanto, Erika Montecinos, representante de la agrupación lésbica “Rompiendo el Silencio”, valoró, entre otras cosas, que se incluya en el proyecto a las parejas del mismo sexo, además del término por orientación sexual.

“Destacamos positivamente y celebramos el hecho de que se haya incluido en este tema el término por orientación sexual e identidad de género, ya que, debido al carácter de nuestra organización, es sumamente importante que a las mujeres lesbiana y trans se les considere también, porque son víctimas de la violencia”, acotó.

Los diputados de la Comisión, por su parte, acordaron ampliar el proceso de audiencias, con el propósito de escuchar a más organizaciones, académicos y aplicadores de la norma.