Noticias

Comisión investigadora por pagos de Fonasa al sector privado acusa falta de regulación en el sistema

Publicado el 26 de junio del 2017

La instancia aprobó su informe final y ratificó que existe una sobre utilización del modelo de compras de insumo y prestaciones médicas.

Por unanimidad, la Comisión encargada de investigar las compras de insumo y prestaciones de salud efectuadas por Fonasa al sector privado aprobó su informe final de conclusiones y propuestas y acusó falta de regulación en el sistema.

Según explicó el presidente de la instancia, diputado Miguel Ángel Alvarado (PPD), hay coincidencia en que existe un sistema de compras de Fonasa desregulado en nuestro país y con valores muy variados en los diferentes sectores. “Asombra bastante algunos precios que se dan en algunos sectores, que no tienen ninguna relación con otros, siendo que son las mismas prestaciones”, indicó.

Asimismo, agregó que la carencia de camas criticas que hay en nuestro país obliga a una compra de pagos millonarios por tratos directos, donde ha surgido un nuevo modelo económico que es la creación de centros que otorgan camas, creados especialmente para venderles a Fonasa o al sistema sanitario y que no son de atención masiva a todo público, como ocurre en las clínicas tradicionalmente. “Acá se han creado instituciones solamente con un único afán de vender al sistema público, por lo que no existe una regulación ni precios estandarizados”, acotó.

Por otro lado, el parlamentario se refirió también a los últimos acontecimientos que han salido a la luz pública y que tienen que ver con los centros de diálisis en Chile, donde hay un modelo que tiene más de una década, con una cobertura del 100%. “Esto genera situaciones críticas, porque no hay tampoco una contraparte del aumento explosivo de pacientes que dializan, lo que da cuenta de que se está sobre utilizando este tipo de modelo y que está generando crisis tremenda”, afirmó.

Cabe destacar que la instancia fue creada luego de que se conociera el alto costo, en promedio, pagado por el Estado a las clínicas privadas, para derivar a pacientes en estado crítico de salud que requieren de atención especializada.