Noticias

Comandante en Jefe del Ejército explicó filtración de conversaciones

Publicado el 29 de noviembre del 2018

El general Ricardo Martínez participó nuevamente en la Comisión de Defensa, esta vez, con el objetivo de explicar sus declaraciones sobre una eventual venta de armas de militares a grupos delictuales, las que fueron filtradas de una reunión con casi mil oficiales.

Una vez más la salida del Comandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez, de la Comisión de Defensa de la Cámara capturó toda la atención de la prensa. Luego que el general explicara a quienes integran esta instancia los alcances de la grabación filtrada en la que se señala que militares habrían vendido sus armas particulares a bandas delictuales y, a pesar de haber señalado que no daría declaraciones, tras la insistencia aclaró sus dichos.

“Cuando la gente pierde armamento, lo que se puede producir es que se venda en el mercado informal. Ese mercado informal tiene dos variables: una es la de los delincuentes y la otra de personas que pueden hacerse de un arma para su uso particular y no haber cumplido con toda la norma legal (para adquirirla)”, señaló el general Martínez, retirándose rápidamente por el ascensor de la Corporación.

Durante la sesión, a la que también asistió el ministro de Defensa, Alberto Espina, la máxima autoridad castrense aclaró también el llamado que hizo a los oficiales -durante el polémico encuentro en el Aula Magna de la Escuela Militar- a “defender con dientes y muelas” el sistema previsional de las Fuerzas Armadas. El general aseguró que, en ningún caso, hay “ruido de sables” y que sus actuaciones están dentro de toda legalidad.

El Comandante también hizo un llamado de alerta frente a la filtración de estas declaraciones. “Hoy se filtra una grabación, mañana va a ser un documento secreto, un plan, una acción que cause grave perjuicio al Estado”, resaltó a la Comisión, acotando luego que, por esta razón, se presentó una acción judicial para aclarar quién entregó esta información.

Las reacciones frente a los hechos fueron diversas por parte de quienes integran la Comisión. Para su presidente, el diputado Manuel Antonio Matta (DC), tanto la filtración como la denuncia son graves y delicadas. Primero, porque la filtración la genera un oficial y, segundo, porque se señala que “parte de ese armamento que ha sido comercializado pudiera haber llegado a agentes del crímen o de la droga”.

Por otra parte, para el diputado Jorge Brito (RD), no se puede equiparar cuando lo que se está denunciando es un delito. “Me pregunto en qué parte del mundo se intenta equiparar la responsabilidad de los testigos con la responsabilidad de quienes cometen delitos. Estamos muy equivocados si es que buscamos responsabilidades y levantamos alertas públicas en torno a que alguien haya grabado una situación y no entorno a quienes han estado cometiendo delitos e irregularidades”, planteó.

Las posturas en el oficialismo son aún más distantes. Para el diputado Leonidas Romero (RN), en este escenario, el general Martínez debiera dar un paso al lado “por el bien del Ejército”.

Sin embargo, dicha posición no fue compartida por el presidente de su partido, diputado Mario Desbordes (RN). “No comparto la solicitud de renuncia del Comandante en Jefe, creo que él está haciendo su labor”, aclaró.

No todas las dudas fueron resueltas en la sesión, por lo que la instancia evalúa volver a invitar al Comandante y a autoridades de Gobierno.