Noticias

Servicio de Protección a la Niñez sería despachado por Constitución la próxima semana

Publicado el 11 de enero del 2019

Entre las indicaciones aprobadas por la instancia se encuentra cambiar el nombre del organismo que se crea a "Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez y a la Adolescencia".

Junto a la Subsecretaria de la Niñez, Carol Bown, la Comisión de Constitución logró importantes avances en pro de perfeccionar una de las iniciativas legales que se encuentra dentro de las prioridades del Gobierno y que se relaciona con la infancia vulnerable: el proyecto que crea el Servicio de Protección a la Niñez (boletín 12.027).

La mayoría de las indicaciones parlamentarias aprobadas se concentraron en el artículo que modifica la Ley 20.032 (art. 56), que establece el sistema de atención a la niñez y adolescencia a través de la red de colaboradores del Sename y su régimen de subvención, y fueron propuestas por los diputados Marcelo Díaz (PS) y Gabriel Boric (RD).

Una de ellas apunta al cambio del nombre de la iniciativa, que pasaría a llamarse “proyecto que crea el Servicio Nacional de Protección Especializada a la niñez y a la Adolescencia”.

El diputado René Saffirio (IND) explicó que en esta modificación también se definen conceptos de forma específica, en este caso “se entiende como niño o niña a toda persona menor de 14 años y, adolescente, a toda persona mayor de 14 y menor de 18”.

El parlamentarios agregó que en esta definición se decidió no seguir la misma nomenclatura de la Convención de Derechos del Niño, sino que se establece un concepto distinto, que se encuentra en otras normas legales de nuestro país.

Otra indicación parlamentaria que fue aprobada por unanimidad en la Comisión, y que para el presidente de la instancia, diputado Hugo Gutiérrez (PC), es de gran importancia administrativa, fue el cambio del término “subvención” por “aporte financiero del Estado”.

Según explica el diputado Gutiérrez, se aludió a que el concepto de subvención refleja el carácter de asistencia económica del Estado respecto al rol de los privados en el cuidado de niños/as y adolescentes, pero “al decir aporte, la responsabilidad primordial en el funcionamiento del sistema es del Estado y no de los particulares”.

El legislador recalcó que las indicaciones realizadas tratan de tener como resultado una legislación más contundente para este nuevo sistema de protección que sustituye al Sename. Es por eso que incluye, como una de sus facultades, el deber de fiscalizar los recursos humanos, administrativos y económicos.

Durante el debate también se zanjó el tema del control de las prestaciones. El Ejecutivo explicó que el 96% de las atenciones para niños, niñas y adolescentes que hoy se realizan son hechas por la sociedad civil. En este nuevo servicio, el aporte financiero aumentará para asegurar la calidad de esas prestaciones.

Sin embargo, para asegurar su cumplimiento, la Comisión acordó que este sistema deberá garantizar la cobertura de los programas de protección y atención en todo el país e informará de ello a los Ministerios de Desarrollo Social y de Hacienda.

Y para fortalecer la línea de protección y asegurar una buena calidad del recurso humano, se estableció que el personal que trabaja con niños, niñas y adolescentes deberá tener título profesional.

En caso de personal técnico, como por ejemplo alimentación, se solicitarán conocimientos idóneos cuando ello corresponda.

La Comisión de Constitución retomará el debate y votación del proyecto este 14 de enero, hasta total despacho.