Noticias

Inician debate de proyecto que establece sistema de subvenciones en la educación parvularia

Publicado el 20 de marzo del 2019

La Comisión de Educación recibió a representantes de la Ajunji, Aprojunji, Acción Educar, Instituto Igualdad y Educación 2020, que expusieron sus críticas y planteamientos al proyecto de ley que establece un sistema de subvenciones para financiar la educación de los párvulos que asistan a niveles medios de la educación parvularia.

Crear un sistema de subvenciones para financiar la educación parvularia de niveles medios que asistan a establecimientos educacionales que cuenten con reconocimiento oficial del Estado es el objetivo del proyecto (boletín 12436) cuyo análisis se inició esta semana en la Comisión de Educación de la Cámara.

El sistema de subvenciones que se crea está compuesto por una subvención base, que puede ser incrementada de acuerdo a un factor de ruralidad; una subvención especial por vulnerabilidad, para párvulos prioritarios y preferentes; y otra de apoyo, para párvulos con necesidades educativas especiales.

La subvención base de carácter universal y su valor unitario mensual dependerán de la extensión de la jornada, la que podrá ser parcial o completa. La parcial será de cinco horas diarias ininterrumpidas y la completa, de once horas diarias.

Para Susana Cristi, presidenta nacional de Aprojunji (Asociación de Administrativos, Auxiliares, Técnicos y Profesionales de la Junji), el financiamiento para toda la educación parvularia debiera ser basal. Es decir, que la asistencia no importe en términos de financiamiento.

“Por otro lado, estamos de acuerdo que Integra, VTF y Junji tengan la misma asignación por niño y niña. No puede haber discriminación. Y es el Estado el que tiene que ser responsable y ser capaz de cambiar esta modificación”, precisó.

En su exposición, rechazaron el proyecto y la mirada de cobertura que tiene la iniciativa. A su vez, lamentan que el proyecto no haya sido elaborado en conjunto con las entidades que trabajan en la educación inicial.

De acuerdo a su mirada, la iniciativa se basa solo en poner dinero. Los reglamentos no existen y la provisión de asesorías y enfoques en la calidad no se aprecia.

Desde la Ajunji (Asociación Nacional de Funcionarios de la Junta Nacional de Jardines Infantiles), Grimilda Bruna expuso que creen que el proyecto no viene a solucionar en su totalidad las problemáticas que vivencian las trabajadoras de los VTF y, en general, del sector parvulario o educación inicial.

Además, consideraron que el proyecto no cuenta con un programa para mejorar la infraestructura.

En relación al propósito del proyecto, la directora ejecutiva de Educación 2020, Alejandra Arratia, dijo que se avanza en mejoras al Sistema de Admisión Escolar (SAE), al introducir la posibilidad de que las personas de un mismo núcleo familiar puedan tener prioridades especiales, como sucede en el caso de hermanos.

Indicaron, entre otros, que es importante discutir sobre el mecanismo escogido en para fomentar la inclusión (admisión de 30% de estudiantes prioritarios), principalmente debido a que la evidencia sobre experiencias similares en otros sistemas educativos no es concluyente e identifica alertas importantes de considerar.

En la instancia estuvieron presentes también Acción Educar y el Instituto Igualdad.

Reacciones parlamentarias

De acuerdo al diputado Rodrigo González (PPD), la forma en la que se disponen los recursos no es la óptima, ya que implicaría que no sean los VTF los que sean los principales beneficiados, sino que establecimientos formales de educación.

"Produciría mayor escolarización y no se produciría la necesaria nivelación y acceso de los VTF a mejores condiciones de financiamiento, a mejores condiciones de infraestructura y que a no existan hoy día las diferencias aberrantes que hay entre el sistema VTF de educación parvularia y la Junji Integra”, planteó.

En este orden, el diputado Luis Pardo (RN) dijo haber estudiado un poco más a fondo la propuesta y conversado con el Ejecutivo respecto de la metodología que hay, por ejemplo, detrás del cálculo de la subvención, por lo que estimó que las críticas son infundadas y expresó su esperanza que estas se despejen en la discusión.

"Lo importante es que hoy día hemos iniciado la discusión y las preguntas de los diputados van en la línea de ir aclarando esas dudas y yo tengo confianza en que este proyecto, que viene a cubrir una brecha enorme que había entre las subvenciones que reciben los jardines VTF y los que están en Integra y Junji, no solo se acorten, sino que se mejoren los estándares de calidad”, agregó.

Para poder optar a las subvenciones que plantea este proyecto, los establecimientos educacionales deberán cumplir una serie de requisitos, entre ellos: contar con reconocimiento oficial del Estado; que la entidad sostenedora esté organizada como persona jurídica sin fines de lucro; destinar el financiamiento que obtenga por esta vía a fines educativos; no establecer cobros ni aportes económicos obligatorios; tener al menos un 15% de párvulos prioritarios; utilizar los sistemas de admisión que establece; y no estar administrados directamente por la Junta Nacional de Jardines Infantiles ni por la Fundación Integra.