Noticias

Solicitan ante diputadas/os de comisión investigadora modificación a la Ley Sida

Publicado el 16 de abril del 2019

El llamado fue realizado por la Sociedad Chilena de Infectología de Chile en el contexto de la investigación que realiza el grupo parlamentario en torno a las actuaciones del Ministerio de Salud y otros organismos públicos frente a la crisis que afecta a Chile en el tratamiento del VIH-Sida, desde 2010 a 2018.

Un llamado a modernizar la legislación en materia de VIH-Sida, sobre todo los artículos relacionados con las campañas de prevención, investigación y toma de exámenes, realizó ante la Comisión Investigadora de la Cámara abocada a este tema la representante de la Sociedad Chilena de Infectología de Chile, Claudia Cortes.

De acuerdo a la visión de este organismo, las campañas actuales son insuficientes, pues deberían ser educación y prevención de la transmisión y cuidados frente al VIH y llegar transversalmente a toda la población, sobre todo a quienes tienen entre 20 y 49 años, que es el rango etario de mayor riesgo.

La diputada Erika Olivera (IND-RN) compartió la importancia de darle énfasis en los establecimientos educacionales a la educación sexual. "No solo a los alumnos, sino también a las familias, que muchas veces son reacios a tener la información o querer informarse más respecto de lo que puede ser la prevención para sus hijos", planteó.

La investigadora también señaló la urgencia por aplicar lo que se señala en la Ley Sida en cuanto a fomentar los recursos para investigación sobre VIH-Sida. Pero lo más urgente, a su juicio, es romper con las barreras que existen para la toma del examen de detección del virus, que es donde se encontraría la mayor falencia en nuestro país.

En cuanto a cifras, señaló que la estimación en Chile es que al 2017 había 65 mil personas con VIH, cifra que aumentó a 73 mil en 2018, de los cuales están diagnosticados cerca de 43 o 45 mil.

El grupo donde mayor se concentra el contagio es en la categoría "hombres sexo con hombres", con un 63%; luego, siguen extranjeros, con 11,6%, y pueblos originarios, con 3,6%.

Informó que se calcula que, de 5,9 hombres infectados solo una mujer sería portadora, cifra que iría en alza. Además, el 99% de los casos correspondería a casos de transmisión sexual y el porcentaje restante sería transmisión vertical (de madre a hijo).

Uno de los llamados de alerta fue al hecho que el 38% de las personas que son diagnosticadas tienen Sida, por lo que el desafío es seguir disminuyendo este número.

Además, de acuerdo a cifras de ONU-Sida, solo el 70% de quienes portan el virus en el país están diagnosticadas, de esas el 59% está en tratamiento y el 53% está efectivamente tratado. Esto está lejos del compromiso de 90-90-90, al que se comprometió Chile al 2020.

Frente a esto, la comisión también acordó solicitar oficios a la Dirección de Presupuestos para saber cuáles son los recursos destinados a enfrentar los casos de VIH-Sida en el país.