Noticias

Fenacopel y CGE plantearon observaciones a proyecto de ley sobre distribución eléctrica

Publicado el 10 de julio del 2019

La Federación Nacional de Cooperativas Eléctricas y la Compañía General de Electricidad, manifestaron a los parlamentarios de la Comisión de Energía de la Cámara sus posiciones en relación a la iniciativa que pretende bajar la rentabilidad de las distribuidoras de energía.

Avanza al interior de la Comisión de Energía de la Cámara el debate del proyecto de ley que rebaja la rentabilidad de las empresas de distribución y perfecciona el proceso tarifario de distribución eléctrica, que ya fuera votado en general (boletín 12567).

En proyecto contempla entre sus objetivos fijar una nueva tasa de actualización, más representativa de los riesgos que enfrentan las empresas que prestan el servicio de distribución eléctrica.

Además, busca modernizar el procedimiento de determinación y fijación tarifario, a fin de determinar adecuadamente los costos eficientes de prestar el servicio, evitando asimetrías de información y permitiendo la participación de los agentes interesados de forma transparente, basada en argumentos técnicos, jurídicos y económicos.

Para su análisis, estuvieron invitados la Federación Nacional de Cooperativas Eléctricas (Fenacopel) y la Compañía General de Electricidad (CGE), quienes manifestaron sus observaciones en relación a la también llamada "Ley Corta".

Luis Zarauza, country manager de la CGE, compartió la importancia de modernizar la regulación, pero discrepó con la propuesta legal, por cuanto solo se reduce la rentabilidad de las compañías, en una visión que las cooperativas también compartirían.

"En CGE apoyamos la modernización del sector y contribuiremos en esta línea, pero estamos convencidos que este PDL (proyecto de ley) no se hace cargo de la realidad, de los desafíos del país, ni va en línea con lo que espera la ciudadanía de este servicio", especificó en su presentación.

Recalcó que la industria ha enfrentado crecientes contingencias y que, junto con duplicar las inversiones, la calidad de suministro alcanzó su mejor desempeño histórico. Además, planteó que mejoras adicionales requieren cambios estructurales en las redes e inversiones muy significativas, ello en un escenario de resultados financieros pobres.

Sostuvo que al actual modelo que el PDL impactará significativamente los ingresos de las empresas distribuidoras (22% de menor reconocimiento de inversiones), pero con un efecto marginal en las cuentas de los clientes.

En dicho marco, señaló a los/as diputados/as que un nuevo marco regulatorio debería considerar una definición y visión clara y consensuada de dónde quiere Chile estar en materia de distribución eléctrica como país; incentivos para sustentar el plan de desarrollo que implica esa visión; un adecuado equilibrio entre riesgo y retribución para fomentar el logro de dichos objetivos; y un reconocimiento de la realidad el país, especialmente las contingencias y desastres naturales a los que se estamos expuestos.

Para el diputado Pablo Vidal (RD), es necesario hacer un debate en orden a rebajar la rentabilidad de las empresas distribuidoras.

“Nosotros creemos que hay una rentabilidad garantizada por ley desde hace muchos años. Desde hace 40 años, de un 10%, que no hace justicia con la realidad de esta industria el día de hoy. Y ellos tienen argumentos para sustentar que la propuesta que nosotros estamos haciendo es muy baja y tampoco le hace justicia al negocio que ellos tienen”, planteó.

La Comisión de Energía espera recibir las indicaciones del Gobierno con el fin de que sean explicadas a los parlamentarios durante las próximas jornadas por parte del ministro de Energía.