Noticias

Trabajo rechazó normas de carácter previsional del proyecto que moderniza carrera para las FFAA

Publicado el 30 de julio del 2019

La Comisión, además, incorporó una disposición que impide que los funcionarios que pasen a retiro sean contratados, ya sea sobre la base de honorarios o a contrata, en ninguna entidad de las Fuerzas Armadas y empresas públicas creadas por ley, dependientes de las Fuerzas Armadas o que se relacionen con dichas instituciones.

El 9 de julio, el proyecto del Gobierno que viene a modernizar la carrera profesional para las Fuerzas Armadas (boletín 12391) fue despachado de la Comisión de Defensa a su par de Trabajo con un amplio consenso. Sin embargo, en esta última instancia la situación fue bastante diferente, ya que grupo rechazó las normas de su competencia e introdujo otros cambios relevantes.

La propuesta comenzó a ser discutida por el grupo parlamentario el pasado martes 23 en una accidentada sesión teñida por el debate del proyecto que reduce a 40 horas la jornada laboral, donde oficialismo y oposición se enfrentaron sin mayores consensos y que obligó a postergar el tratamiento y votación de la iniciativa derivada de Defensa para el jueves siguiente.

En dicha oportunidad, el cuadro comenzó a vislumbrarse oscuro desde las primeras intervenciones de legisladores del ala opositora y, pese a los esfuerzos del subsecretario para las FFAA, Juan Francisco Galli, quien no logró revertir el ánimo que finalmente primó, se rechazaron por seis votos a favor, cero en contra y siete abstenciones (los votos afirmativos no superaron los contrarios y abstenciones) todas las disposición de carácter previsional que debían ser votadas por la Comisión.

A seguir, la oposición presentó una indicación que se aprobó por ocho votos a favor y cinco en contra, que establece que los funcionarios que cesen en sus cargos y que perciban una pensión de retiro y/o inutilidad administrada por la Caja de Previsión de la Defensa Nacional, "no podrán ser contratados, ya sea sobre la base de honorarios o a contrata, en ninguna entidad de las Fuerzas Armadas y empresas públicas creadas por ley, dependientes de las Fuerzas Armadas o que se relacionen con dichas instituciones”.

Finalmente, el grupo parlamentario aprobó por mayoría el artículo primero transitorio que define que la ley empezará a regir desde su publicación en el Diario Oficial y que se aplicará, tanto a quienes ingresen a la planta de las Fuerzas Armadas, como al personal en servicio activo a esa fecha, con determinadas excepciones que se explicitan en la disposición.

Cabe recodar que este proyecto busca modernizar la carrera militar con el fin de mantener al personal más preparado, que se encuentra en los grados superiores, profundizar aspectos de mérito por sobre la antigüedad y flexibilizar el manejo de personal, de modo que las restricciones existentes no sean obstáculo para los dos objetivos anteriores.

Con miras a abordar el propósito descrito, la iniciativa plantea modificaciones en dos ejes: extender la carrera militar y posponer beneficios previsionales.

La propuesta pasará ahora a análisis a la Comisión de Hacienda, antes de pasar a consideración de la Sala.